Auñamendi Eusko Entziklopedia
Bernardo Estornés Lasa Fondoa

Buscador

Hasiera > Enciclopedia Auñamendi > HERRÁN MATORRAS, Agustín de la

HERRÁN MATORRAS, Agustín de la


Escultor vizcaíno, nacido en Bilbao, el 7 de abril de 1932. Desde el año 1942 hasta el 1950 cursó los estudios de bachillerato en el Col. de N.° S.ª de Begoña de los PP. Jesuitas, en Bilbao, y al mismo tiempo recibe las primeras lecciones de dibujo y modelado (del pintor jesuita "Hamsi" y del escultor D. Mariano Castañeda). Matriculado en la escuela de Artes y Oficios de Bilbao, recibe lecciones nocturnas de dibujo de estatua; y en cortas temporadas practica en diversos talleres la talla en madera, etc. Desde 1950 a 1954 realiza completa la Licenciatura de Derecho, en la Universidad de Salamanca, sin abandonar por esto sus actividades artísticas. A partir de esta fecha y hasta 1958, estudia en la Escuela Superior de Bellas Artes de Barcelona, y bajo la dirección del escultor D. Federico Mares, el modelado del natural; y al mismo tiempo cursa un trienio completo de Filosofía Clásica, que concluye en Santiago de Compostela. Desde este momento queda dedicada su vida por completo a la escultura; se establece en Madrid y monta en San Fernando de Henares, a 10 km. de la capital, sus talleres de modelado, fundición, talla y forja. En 1953 realiza la imagen del titular en el templo de Jesús Obrero de Vitoria. Obras: Las principales son: Via Crucis del Caretian House of Studies, Washington, 1958; Carga del Regimiento Borbón, Parque del Oeste de Madrid, 1961; Altar central, laterales y relieves del "Corpus Christi", Bilbao 1962; Friso de la Caja de Ahorros de Alava, Vitoria 1963-1966; Monumento al Conde Don Tello, en la Plaza de los Fueros de Guernica, 1966; Retablo del Templo de S. Miguel, en Cervatos (Palencia), 1967; Monumento a Azorín, en la Cuesta de la Vega, Madrid, 1967; Monumento al Dr. Achúcarro, en Zamudio (Bilbao), 1968; Monumento al Sagrado Corazón, en Begoña (Bilbao), 1968; Estatuas de la Plaza Porticada de Santander, 1969. En realización: Monumento al Descubrimiento de Altamira (para la finca de D. Emilio Botín, en Puente San Miguel -Santander-) y el Monumento a la Hispanidad (para la C. Universitaria -Madrid-). Agustín de la Herrán realizó esta obra inspirándose en unas frases de Maeztu sobre la Hispanidad. Como consecuencia, la escultura representa un tronco viejo que lleva en su parte alta tres figuras formando un conjunto: un guerrero español montado en su caballo que ayuda a incorporarse a una india. Premios: Primer Premio Nacional de Arte Sacro, Bilbao 1954; Segunda Medalla del Salón de Otoño, Madrid 1966; Primera Medalla del Salón de Otoño, Madrid 1967; Premio Caja de Ahorros de Alicante, Madrid 1967; Premio "Palillo de Oro" de la Sala Cano, Madrid 1967; Medalla "Mateo Inurria" del Salón de Otoño, Madrid 1968; Premio del Excmo. Ayuntamiento de Madrid, 1968. El Gobierno de la República Argentina le otorgó en 1961 la Gran Cruz de la Orden del Gral. San Martín.


1985

Gure Laguntzaileak