Auñamendi Eusko Entziklopedia
Bernardo Estornés Lasa Fondoa

Buscador

Hasiera > Enciclopedia Auñamendi > Jon Azpillaga Urrutia

Jon Azpillaga Urrutia

Bertsolari. 1935- .


Jon Azpillaga Urrutia nació en Pasai San Pedro (Gipuzkoa) el 26 de noviembre de 1935. Fue el primer hijo de la familia. Su padre, Juan Azpillaga, oriundo de Ondarroa, trabajó en la draga del puerto de dicho pueblo; su madre, Verónica Urrutia, provenía de la casa denominada Torre, de Berriatua (falleció poco antes de cumplir los 90 años, en enero del año 2000).

Jon Azpillaga era un niño de solo dieciséis meses cuando su padre murió en la Guerra Civil cuando combatía como gudari con el batallón Itsasalde. Fue entonces cuando Verónica Urrutia (embarazada entonces de seis meses) y su hijo tomaron rumbo a Berriatua, al caserío Torre, donde vivía un tío de Jon Azpillaga. El niño creció con aquel tío por padre, al lado de las otras quince personas que habitaban la casa. Siguiendo la costumbre de estas tierras, Jon Azpillaga trabajó en el caserío desde niño. El entorno familiar de Azpillaga era euskaldun, por lo que puede decirse que el único entorno castellano parlante fue para él la escuela.

Empezó a trabajar fuera de casa a los catorce años: entró como ayudante en un taller de Ondarroa, arreglando barcos; recorría el camino entre Berriatua y Ondarroa en bicicleta.Hizo el Servicio Militar en Burgos y, al volver de allí, ya con veintitrés años, trabajó en otro taller, donde sirvió sus labores durante dos o tres años. Entonces, madre e hijos se mudaron a Ondarroa, donde Jon Azpillaga y su hermano abrieron junto a algunos socios un par de talleres en Ondarroa y en Mutriku.

Azpillaga hacía su vida en Ondarroa, e incluso cantaba como tenor en el orfeón localSe casó al año de haberse mudado al pueblo costero, a los veinticuatro años de edad, el 8 de octubre de 1960, en la iglesia parroquial de Mutriku. Se mudó con su mujer, Maria Arrizabalaga de Itsasmendi, a Mutriku. Conocía a Maria desde hacía tiempo, pues ella tenía por aquel entonces una peluquería en Mutriku. Era más fácil para él visitarla allí, en la peluquería, en comparación con la hora de viaje al caserío de María que recorría cuando debía acompañarla a casa.

La pareja Azpillaga-Arrizabalaga tuvo seis hijos. María Arrizabalaga, en las entrevistas que concedió sobre su marido, siempre mencionaba la puntualidad y la pasión por el trabajo de éste, incluso las mañanas posteriores a haber estado cantando versos.

Azpillaga padeció un problema de salud en 1993: tuvieron que realizarle una angioplastia, según comenta el propio versolari. Por lo demás, no ha padecido ningún otro problema de salud, al margen de los achaques de la edad. Aquel problema de salud, sin embargo, provocó su jubilación anticipada y, en condición de jubilado, reside hoy en día en Mutriku.

Azpillaga siempre ha sentido preocupación por los aspectos lingüísticos referentes al euskera; además, vivir en la frontera entre Bizkaia y Gipuzkoa ha agudizado, según comenta él mismo en una de las varias entrevistas que ha concedido, su reflexión sobre los euskalkis o variedades dialectales del euskera.

En cuanto al versolarismo se refiere, su mayor logro tuvo lugar en 1961, cuando se hizo con la txapela del campeonato de Bizkaia. En la plaza consiguió cierta reputación en la época en la que cantó junto a Jon Lopategi, en la década de los 60.

Azpillaga comenzó su andadura versolari en torno a las rondas de Santa Agueda. A la edad de diez años, por ejemplo, ya cantaba coplas de memoria; a la edad de catorce años, ya entonaba sus primeras improvisaciones en esas rondas. El bisabuelo de Azpillaga por parte del padre, a quien denominaban "Tturrut", también era versolari, e incluso cantó con el famoso Txirrita en Ondarroa. Por otro lado, el tío sabía muchos versos, y se los cantaba habitualmente al sobrino. Además de esa relación familiar con el verso, Azpillaga memorizó infinidad de versos escritos (de libros y de diversos bertso-paperak), de modo que ya había leído y memorizado muchos versos antes de empezar a improvisar coplas. Parece ser que Azpillaga era un gran admirador del versolari Otaño. El guipuzcoano ha declarado en diversas ocasiones que porta el verso en su sangre.

Hemos mencionado ya que Azpillaga empezó a improvisar coplas, y más tarde comenzó también a cantar versos al instante. La primera plaza oficial de Azpillaga fue Amoroto (Bizkaia), donde cantó con Mugartegi en 1950 (en 1949 eran Basarri y Uztapide los que allí habían cantando). Cantó sin la ayuda de ningún micrófono, desde el balcón del ayuntamiento, el día de los jóvenes de las fiestas del pueblo. Pasaron la txapela y recogieron 400 pesetas (no era poco, pues en aquella época Azpillaga ganaba en el taller 6 pesetas por día). Entonces contaba Azpillaga catorce años, y Mugartegui dieciséis. Llamaban a Azpillaga "Torre" por ser oriundo del caserío del mismo nombre.

Las siguientes apariciones versolarísticas de Azpillaga se dieron lugar en barrios y pueblos pequeños de los alrededores: Asterrika, Mendexa, Larruskain... Cabe destacar que la primera pareja de oficio de Azpillaga, con quien cantó en la mayoría de aquellas actuaciones, fue Jon Mugartegi.

Por lo que a los campeonatos de versos se refiere, Jon Azpillaga tomó parte en muchas "txapelketas":en 1959 y en 1960 obtuvo el segundo puesto en el campeonato de Bizkaia; fue campeón de Bizkaia en 1961, quedó segundo en 1962, y tercero en 1964. En el campeonato nacional de Euskal Herria, obtuvo el tercer puesto en 1960 y el octavo en 1962. En los campeonatos de la nueva era (organizados ya por la Asociación de Versolaris), Azpillaga fue finalista en los campeonatos nacionales de 1980 y 1982. En 1987 fue finalista en el campeonato de Araba-Bizkaia.

Azpillaga participó por primera vez en el campeonato de Bizkaia en 1959. Entonces tenía veintitrés años, y al haber estado Mugartegi en el servicio militar, había dejado los versos en un segundo plano. Mugartegi regresó de la mili algo enfermo, y no salía mucho a cantar; sin embargo Azpillaga logró convencerlo y éste también participó en el campeonato ese año. La primera aparición en campeonato de Azpillaga tuvo lugar en las fiestas del Carmen, el día 18 de julio de 1959. Fue él mismo el ganador, y obtuvo el segundo premio Ibarzabal; el tercer premio recayó sobre Mugartegi. Ese mismo año Azpillaga consiguió el segundo puesto en la final.

Aquella fue para Azpillaga una época en la que participó en diversos certámenes, obteniendo buenos resultados:en un certamen organizado en Ondarroa, por ejemplo, quedó segundo, por detrás de Mugartegi. En otro concurso, en Bilbao, consiguió el segundo puesto, detrás de Balendin Enbeita.

El siguiente campeonato de Bikaia tuvo lugar en 1960, el 11 de septiembre, en la plaza de toros bilbaína. La "txapela" la ganó Mugartegi, el segundo premio lo obtuvo Azpillaga, y el tercero quedó en manos de Balendin Enbeita. Allí obtuvieron Mugartegi y Azpillaga el pase para el campeonato nacional, celebrado en Donostia.

Junto a ellos se clasificaron Uztapide, Mitxelena, Xalbador, Mattin, Nabarte y Perurena (todos ellos clasificados en sus respectivos campeonatos provinciales). Azpillaga pasó a cantar en la fase de la tarde, al lado de Uztapide y Xalbador. La final la protagonizaron entonces Uztapide y Basarri. La txapela la obtuvo Basarri; pero, la sorpresa del campeonato la dio Azpillaga, y fue a partir de entonces cuando empezaron a llamarlo para cantar en plazas de toda Euskal Herria. Después de aquel buen resultado de 1960, Azpillaga realizó 65 actuaciones en 1961, de las cuales en 63 acompañó al gran Uztapide.

En el campeonato de Bizkaia de 1961, en la final del Coliseo Albia en Bilbao, el "txapeldun" fue Azpillaga. Aquel campeonato era clasificatorio para el campeonato nacional. Mereció en aquel campeonato el primer puesto Jon Lopategi, y siguió a éste Jon Azpillaga en segundo puesto. También entonces cantó Azpillaga en la final de San Sebastian, pero no pasó a la fase vespertina.

El siguiente campeonato de Bizkaia tuvo lugar en Ondarroa en 1965. Fue campeón Lopategi y subcampeón Mugartegi; Azpillaga obtuvo el tercer puesto. Aquel fue el último campeonato de la época para Azpillaga; aunque hubo más, Azpillaga decidió no presentarse, pues vivía en Mutriku y por entonces causo polémica el hecho de si el versolari debía considerarse vizcaíno o guipuzcoano a efectos de campeonato.

En 1963 y en 1965 el premio de Radio Loiola lo ganó Azpillaga, y en 1967 participó en el certamen organizado por "Piensos Onena".

Después de una temporada en la que no se organizaron campeonatos (surgieron polémicas sobre la organización de estos), Euskaltzaindia comenzó de nuevo a organizarlos en 1980. Entonces sí, Azpillaga tomó parte en el campeonato, y llegó, además, a la final.

También fue finalista en 1982, habiendo entrado a competir directamente en las semifinales.Cantó de nuevo en 1987 en el campeonato de Araba-Bizkaia.

También participó en los tres campeonatos "Bizkaia contra Iparralde" (en Sara en 1968, en París en 1969 y en Gernika en 1970). Cantó asimismo en premios más informales, por ejemplo, en uno que tuvo lugar en Mutriku en 1993.

Al igual que Lopategi, Azpillaga es uno de los versolaris que consagraron la improvisación oral de corte político-social, que cobró gran fuerza en los últimos años del franquismo. Estos dos versolaris formaron una inseparable y muy conocida pareja versolarística en la década de 1970. Azpillaga y Lopategi han cantado juntos en muchísimas plazas a lo largo y ancho de Euskal Herria; cantaron juntos por primera vez en el campeonato de 1962. Sin embargo, la pareja quedó definitivamente formada tras haber tratado personalmente bastante en temas políticos en dos actuaciones que tuvieron lugar en Ataun y en Mutriku. Fue a raíz de esas actuaciones cuando empezaron a llamarles para que actuaran juntos. Cantaban lo que el pueblo quería oír: esa fue la razón de su fama. Pero no faltaron adversidades: prohibiciones del gobernador, denuncias por parte de los franquistas, brigadas... Tanto Azpillaga como Lopategi han visitado cuarteles policiales en varias ocasiones por motivos versolarísticos. La pareja cantaba sobre todo sin temas dados, en la modalidad denominada "libre".

Ya se ha citado anteriormente al primer amigo de oficio de Azpillaga, al versolari Mugartegi.Precisamente en el año 2000 se cumplieron 50 años desde que Azpillaga actuara por primera vez y, por eso, cantó, como aquella primera vez, junto a Mugartegi, desde el balcón del ayuntamiento de Amoroto (Bizkaia). Aquella iba a ser, en teoría, la última actuación de Azpillaga, pero a la despedida le siguieron algunas otras actuaciones, por petición expresa de amigos o por gusto del versolari.

Según Xabier Amuriza, Azpillaga es un versolari sin complicaciones, un versolari que hace uso de la técnica de forma natural, un versolari de creación fácil y limpia. Se caracteriza por su habilidad para cantar por libre (sin temas dados), abre camino en el discurso inspirando tranquilidad y confianza a los compañeros.

Al describir a Azpillaga, los versolaris que con él se han topado subrayan su puntualidad: llegaba siempre a la hora a sus actuaciones.

Azpillaga ha sido siempre un hombre que ha trabajado en pro de la lengua y la cultura vasca. Participó en la creación de la ikastola de Mutriku, así como en la creación de la escuela local de versolaris de dicho pueblo. Ha asistido semanalmente a las citas de la "bertso-eskola" potenciando la actividad de los jóvenes versolaris del entorno.

Azpillaga ha recibido más de una docena de homenajes: el primero se celebró en 1980, en Zestoa (Gipuzkoa). El 18 de enero de 1987 recibió un homenaje de carácter nacional en la sala Astoria de Donostia, ligado al XVIII Bertsolari Eguna (Día del Verso, organizado por el Centro de Atracción y Turismo de Donostia).

Mikel Aizpurua publicó un libro llamado Hasi Azpillaga (Auspoa 272) que recoge la vida y obra del versolari. Allí se recogen las características propias de Azpillaga: la familiaridad, la amabilidad y la pasión por los niños o las relaciones sociales. Azpillaga, hombre de fe, también ha cantado en varias iglesias, e incluso a recitado alguna vez el sermón en verso. En resumen, y citando el libro anteriormente mencionado, puede decirse que Jon Azpillaga ha sido un versolari de su época.

Miren Ibarluzea Santisteban
2011


Irudiak:

Gure Laguntzaileak