Auñamendi Eusko Entziklopedia
Fondo Bernardo Estornés Lasa

Buscador

Home > Auñamendi > CENTRAL NUCLEAR DE LEMONIZ

CENTRAL NUCLEAR DE LEMONIZ


Inicio de las obras (1972)

Inicio de las obras (1972). Las centrales proyectadas por Iberduero en el P. Vasco fueron Ea, Lemóniz, Deba y Tudela. La crisis energética mundial derivada del alza desorbitada del precio del petróleo no se había iniciado todavía y los resultados del desarrollismo salvaje comenzaban a ser patentes y contestados en todo el mundo. Las cuatro centrales tropezaron con la oposición del naciente ecologismo y, sobre todo, con el de las poblaciones colindantes. Con el precedente de la oposición popular a la construcción de varias plantas de elaboración de amoniaco en Baracaldo y diversas acciones en otras zonas de Europa, éstas conseguirán paralizar los proyectos de Ea, Deba y Tudela. No así el de Lemóniz que seguirá adelante pese a la oposición suscitada. El 18 de abril de 1972 Iberduero S. A. pide al alcalde de Munguía la licencia provisional para la construcción de la central nuclear de Lemóniz. El ayuntamiento de Munguía acordó no conceder la licencia de obra solicitada por estar calificada como rural aquella Zona en el Plan formal de Ordenación Urbana. Por ello, comunica que considera indispensable obtener previamente un cambio de calificación o una dispensación de la normativa urbanística. El 8 de mayo, Iberduero S. A., contesta con un escrito en el que señala que interpondrá los recursos correspondientes a dicha denegación de permiso. El 23 de ese mes la Dirección General de Energía concede a Iberduero, S. A., permiso para la instalación de dos plantas nucleares de 930 megavatios cada uno que financiará mediante un crédito del Import-Export Bank. Westinghouse proporcionaría los equipos para los sistemas de vapor, la turbina y la primera carga de combustible nuclear. Lemóniz I entraría en servicio en noviembre de 1976 y Lemóniz II en junio de 1978 (Ref. Rev. Transistor, mayo 1972). El 20 de julio, Iberduero envía al ayuntamiento un escrito en el que suplica que «teniendo por recibido este escrito en tiempo y forma, se digne admitirlo mediante el tener (sic) por solicitadas la licencia de obras y licencia de apertura de una central de energía eléctrica de origen nuclear con una potencia de 1.800.000 KVA...» Añade que «aunque el estudio se halla en trámite avanzado, esta sociedad se encuentra en la imposibilidad de presentarlo en el momento actual...». El 3 de agosto, la Corporación Municipal acuerda «conceder en principio y con carácter provisional autorización para el comienzo de las obras de construcción de la central nuclear...» y «conceder licencia provisional de instalación y apertura de la industria que se trata». Vemos pues, que, con una licencia provisional, que sólo permite la realización de obras provisionales, se lleva a cabo la mayor parte de las obras. El 27 de setiembre de 1973, Iberduero solicita autorización previa para construir otras tres centrales nucleares: Punta Endata (Deba), Oguella (Ispaster-Ea) y Bergara (Tudela). El 14 de marzo del siguiente año, la Dirección General de Energía del Ministerio de Industria autoriza la construcción de la instalación de las dos unidades de 900 MW de Lemóniz, pero con la obligación de que a esta autorización acompañe una licencia de obras concedida por los municipios afectados.

Ainhoa Arozamena Ayala


Related news


Images

Our Sponsors