Auñamendi Eusko Entziklopedia
Fondo Bernardo Estornés Lasa

Buscador

Home > Auñamendi > ETNOGRAFÍA

ETNOGRAFÍA


toolbox

  • other languages:
  • escuchar
  • share

Ciencia

Los estudios etnográficos en la preguerra.

Los estudios e investigaciones de la etnografía del pueblo vasco fueron iniciados por D. José Miguel de Barandiarán en el Seminario Diocesano de Vitoria, asociando a su labor a un grupo selecto de alumnos. Ese grupo cristalizó en 1920 en el Instituto Ikuska y en 1921 en la entidad "Sociedad de Eusko-Folklore", cuyo objeto era investigar la cultura popular vasca, sobre todo en su aspecto religioso, con el fin que la ciencia persigue en tales empresas y, además -como observa el mismo Barandiarán-, con el de acostumbrar a los alumnos del Seminario a observar el ambiente en que viven y en el que han de vivir y ejercer sus ministerios, y a darse cuenta de los fenómenos sociales y de los agentes que los provocan o los extinguen. Cosa que se estimó en dicha entidad como muy importante y altamente útil para quienes han de profesar una carrera eminentemente social, como es la de los sacerdotes. Estos estudios así iniciados en el Seminario de Vitoria respondían al movimiento que, pocos años antes, habían hecho surgir el P. Wilhelm Schmidt y sus colaboradores en el campo de la etnología religiosa y de la historia comparada de las religiones. A él se asoció Barandiarán el año 1922 en la "Semana Internacional de Etnología Religiosa" de Tilburgo (Holanda), donde expuso, en una conferencia, algunas de sus investigaciones. Parte de los materiales recogidos por los colaboradores -casi todos seminaristas- de aquella institución folklórica y etnográfica del seminario vitoriano, eran publicados en una revista mensual llamada Eusko-Folklore y en un volumen anua: conocido con el nombre de Anuario de Eusko-Folklore Las investigaciones y la recopilación de datos se llevaban 2 cabo durante las vacaciones estivales con arreglo a cuestionarios previamente redactados. La Sociedad de Eusko Folklore entabló relaciones con muchas instituciones c sociedades científicas de diversos países, particularmente con las Schweizerische Gesellschaft für Volskunde de Basilea, Société Fransaise d'Ethnographie de París, Berliner Gesellschaft f. Anthr., Urgesch. u. Vdlkerkunde de Berlin, Abo-Akademi de Finlandia, Nordiska Muset de Stockholmo, Universidad de Hamburgo (Seminario de cultura románica), Rautenstach-Joest-Museum de Colonia, Columbia University de New York, Studi Medievali de Florencia, Arxiu d'Etnografia de la Universidad de Barcelona, Sociedad Española de Antropología, Etnografía y Prehistoria de Madrid, Musée Basque de Bayona, etc. Con estas sociedades e instituciones científicas tenía la de Vitoria intercambio regular de sus publicaciones. La Sociedad de Eusko Folklore actuaba en un ambiente poco propicio a los métodos de investigación, donde era general la creencia de que la ciencia se adquiere sólo en los libros y se extrae de las regiones más profundas del espíritu, mediante elucubraciones, en la soledad y en el silencio de una biblioteca selecta, siempre de espaldas al mundo y a sus constantes mudanzas. Por eso fue mirada al principio con indiferencia. El año 1924 la Sociedad de Eusko-Folklore llevaba ya publicados cuatro volúmenes, fruto de sus estudios y rebuscas en el País Vasco. Muchas personas que ven el mundo siempre sub politicae partialitatis specie en consonancia con su oficio, no comprendían, o no querían comprender, que tales publicaciones y trabajos pudieran responder a otros designios que los de la política. Hubo un periodista -el escritor falangista D. Ernesto Giménez Caballero- que en el diario madrileño "El Sol" dedicó varios artículos a la labor de la Sociedad Eusko-Folklore, intentando demostrar, entre otras cosas, que esta institución no podría llevar a cabo ninguna empresa verdaderamente científica, puesto que sus estudios e investigaciones estaban demasiadamente ensombrecidos por venir enfundados en una sotana -la de su promotor, José Miguel de Barandiarán, sacerdote y profesor del Seminario de Vitoria. "Estas chinitas de la política sirvieron de pretexto -dice Barandiarán- para que se me prohibiera asistir a las sesiones de la Junta Permanente de la Sociedad de Estudios Vascos de la que era miembro, y se me obligara a prescindir de la colaboración de los seminaristas en la organización y trabajos de la Sociedad de Eusko Folklore". Por tal motivo esta asociación fue luego incorporada a la mencionada Sociedad de Estudios Trascos, bajo los nombres de Laboratorio de Etnología y de Eusko-Folklore y Centro de Investigaciones Prehistóricas Vascas que aún continúan funcionando. Los hombres de ciencia supieron hacer justicia a la actuación de la Sociedad de Eusko-Folklore y dieron testimonio del gran aprecio que hacían de sus investigaciones y publicaciones. Hoffman-Krayer, Krüger, Graebner, Delafosse y Van Gennet, autoridades de primer orden en el campo de la etnología, las elogiaron, atribuyéndoles un gran valor científico. He aquí, p. ej., lo que uno de estos sabios -F. Krügerdice de los "Anuarios de Eusko-Folklore": "Los estudios publicados son excelentes y los materiales interesantisimos". En el tomo I de la obra "Folklore y Costumbres de España" (Barcelona, 1931) se decía de estas publicaciones "que cuentan hoy con ocho años consecutivos de existencia y son la más importante representación de la labor folklórica colectiva que podemos ofrecer en España".

El Seminario de Etnología.

El plan que el Instituto Vasco de Investigaciones "Ikuska" desarrollara desde 1920, fue adoptado nuevamente por Barandiarán para insuflar vida a un Seminario de Etnología que inició sus trabajos en 1955. Las investigaciones efectuadas por este Seminario se publicarán en el "Anuario de Eusko-Folklore", bajo el patrocinio de la Sociedad Aranzadi. En 1962 el Seminario de Etnología organizó en sus locales del Museo de San Telmo de San Sebastián un cursillo de seis lecciones a cargo de José Miguel de Barandiarán y Julio Caro Baroja; en dicho cursillo se tomó la decisión de organizar encuestas por todo el país con el fin de ir construyendo un Atlas Etnográfco Vasco. En orden a este objetivo Barandiarán redacta un Cuestionario y crea grupos de trabajo que comenzarán a surgir por toda la geografía vasca. La aparición de Los Vascos de Julio Caro Baroja (Madrid, 1958) significará un importante hito de este resurgir etnográfico.

Los grupos Etniker.

En 1963 se crea la cátedra de Etnología Vasca de la Universidad de Navarra y en su derredor surgen los grupos etniker de investigación etnográfica vasca dirigidos por J. M. de Barandiarán y nutridos por estudiantes, aficionados y algún profesional. Se crea, poco a poco, un clima de interés hacia estos estudios, clima que culmina en 1968 con los cursos monográficos organizados por la Real Sociedad Vasca de Amigos del País. El 5 de junio de 1976 los grupos Etniker celebran una asamblea general en San Miguel de Aralar en la que se dio cuenta de las encuestas que sus 24 componentes estaban utilizando en diferentes lugares.

Cuestionario Etnográfico Vasco.

El cuestionario básico para un estudio etnográfico del pueblo vasco, obra de J. M. de Barandiarán, fue publicado por el grupo "Aranzadi" en 1963. Sus principales epígrafes son los siguientes:

I. DATOS GEOGRÁFICOS.
II. ECONOMÍA TRADICIONAL:
A) Agricultura; B) Cría y explotación de animales;
C) Industria, Comercio, Profesiones; D) Medios de
Transporte; E) Alimentación.
III. INDUMENTARIA.
IV. LA CASA.
V.-VIDA DE RELACIÓN:
A) Lenguaje; B) Interacción. Familia. Sociedad
conyugal: a) Noviazgo y matrimonio; b) Capitula-
ciones matrimoniales; c) Boda; d) Relaciones entre
esposos. Otros ritos de pasaje: a) Nacimiento y bau-
tizo; b) Infancia y juventud; c) Muerte. Relaciones
con las personas y con las cosas: Posesión; Con-
tratos; Sanciones.
VI.-FIESTAS Y FESTEJOS
VII: JUEGOS Y REGOCIJOS POPULARES:
De adultos; de niños.
VIII.-MEDICINA POPULAR
IX.-CREENCIAS Y PRACTICAS SUPERSTICIOSAS:
A) Demonios, Espíritus, Brujas y Magos;
B) Metereología; C) Animales; D) Plantas;
E) Minerales y Piedras; F) Hombre; G) Maleficios;
H) Ofrendas; n Diversas observancias;
J) Supersticiones profesionales.
X.-TRADICIONES Y LEYENDAS
Revistas:

Cuadernos de Etnología y Etnografía de Navarra. Pamplona (1969). Anuario de la Sociedad de Eusko-Folklore, Vitoria (1921). Ikuska (Giza-ikaskuntza), Sara (1946). Eusko-Jakintza. Bayona (1947-1957). Gure Herria. Bayona (1921). Bulletin du Musée Basque. Bayona (1924). Munibe. San Sebastián (1949).

Bibliografía.

ETNOLÓGICA. Para bibliografía de detalle ver art. ETNOGRAFÍA en la "Eusko-Bibliographia" de esta Enciclopedia.

Our Sponsors