Auñamendi Eusko Entziklopedia
Fondo Bernardo Estornés Lasa

Buscador

Home > Auñamendi > Eibar

Eibar

Ciudad y municipio de Gipuzkoa situado al oeste de la provincia.


toolbox

  • other languages:
  • escuchar
  • share

Organización Foral

Categoría

Villa independiente, 57 Fuegos. Al ser abolidos los Fueros vascos esta villa se hallaba encabezada en 34 fuegos, y sus apoderados en las Juntas Generales y; particulares de la provincia ocupaban el noveno lugar a mano derecha del corregidor. En el régimen municipal antiguo tenía un alcalde, dos regidores, un síndico procurador, a quienes en el año de 1766 se aumentaron dos diputados del común y un síndico personero, conforme al auto acordado de 5 de mayo del mismo año. Con arreglo a la ley de 8 de enero de 1845, su Ayuntamiento se compuso de un alcalde, de dos tenientes de alcalde y once regidores.

Las antiguas cofradías

Al describir la villa murada hemos hecho mención de los distritos electorales por los que se regia la villa y su territorio. Consistían en la agrupación de tres calles principales y tres cofradías del territorio rural. Estas se conocían por Akondia, Arexita y Soraen; y paralelamente a ellas formaban sus bloques electorales las principales calles del recinto murado, Elgueta-kale, Txurio-kale y Barrenkale. Así debieron funcionar hasta la Constitución de Cádiz, en 1812. Pero sabido es que las Cortes de Cádiz, en su afán uniformista, acabaron con la autonomía municipal, y de ahí la alteración de las entidades de población en nuestras provincias. En lo que respecta a Eibar la división de los barrios rurales o valles dentro de su territorio es hoy menos precisa que la distribución de antaño en cofradías. Ni tampoco hay unanimidad en el uso de los organismos oficiales. Por ejemplo, en el Nomenclátor del Instituto Nacional de Estadística figuran los barrios de Aguinaga, Arrate y Málzaga; pero en la demarcación territorial que viene haciendo el Ayuntamiento, se componen de Aguinaga, Arrate, Gorosta, Mandiola y Otola. La primitiva división en agrupaciones electorales era mucho más natural y proporcional. Según consta en actas del año 1600, constituía de la siguiente manera: Akondia, "La Cofradía de Acondia es todo lo que está de la puente de Barrencale abajo incluso el barrio de Arragoeta y los caseríos que caen desde el campo de Izu hasta el arroyo de Elzarzaga". Y, en documento de 1601, se lee: "... el valle de Acondia que está comprendido entre los arroyos; uno que baja por Pagaegui a Macharia y otro de Gorostietas a Elzarzaga". Arexita, "La Cofradía de Arexita era la que comprendía todo lo que estaba de la casa de Urquizu para abajo hasta Zaturio, con las casas de Eguiguren, Loiola, Eizcoaga, Irarragorri, Areeta e Iraegui". Soraen, "La Cofradía de Soraen es todo lo que está fuera del portal de Ulzaga hacia Otaola, incluso el barrio de Ardanza, Aldasa y caseríos del dicho valle de Soraen con los otros que están a la parte de Arenzabalegui".

Así recoge G. de Múgica en la Monografía Histórica de la Villa de Eibar, pp. 191 y 196. Las demarcaciones de estas Cofradías están bien claras: el valle de Akondia comprendía todo el territorio entre los regatos de Matxaria y el de Ezkaregi-Eltzartzaga, con los caseríos de Gorostieta (Gorosta) y Mandiola inclusive, limitado por el Norte, desde las inmediaciones del collado Izua (Ixua), Usartza y el caserío y monte Akondia, y por el sur con el río Ego, desde Urkizua hasta Azitain. Y, para las elecciones se le unían los barrios de extramuros, Arrabal y Arragoeta. El valle de Arexita (Arikitxa), era todo lo que hoy se entiende por valle de Arrate, desde el regato Ezkaregi-Eltzartzaga hasta el de Zaturio en la muga de Elgóibar. Limitando por el Norte con la muga de Elgóibar, montes Aizketa y Arrate, y por el sur los ríos Ego y Deva, desde Apalategi hasta Zaturio. A este valle se sumaban para efectos electorales los caseríos de las vertientes del monte Illordo, desde Egiguren (Eguren) hasta Iraegi (Irei), vertientes de Altamira por el lado de Txonta. El valle de Soraen, como tal valle, no está demasiado definido. Queda per averiguar si se trataba de la zona de Urkidi (Urki), que es lo más seguro, o las vertientes del Urko. La Cofradía incluía desde Unzaga hasta Otaola (Otola), en el límite de Vizcaya, con Urki, Ubitxa e Ipurúa por el sur, y desde Matxaria hasta el límite de Vizcaya toda la vertiente del monte Urko, y el valle de Aginaga inclusive, con parroquia propia. Sería un gran acierto rectificar la distribución, volviendo a la demarcación primitiva, más lógica y precisa, e incluso con un número más proporcionado de caseríos.

Cargos y ordenanzas municipales

Al igual que en los demás pueblos euskaldunas, el organismo más primitivo que regulaba la vida municipal de Eibar fue el concejo abierto. Este era una reunión al aire libre de los habitantes de la villa, presidida por el alcalde. Según se ve en varios documentos de los siglos XIV y XV, en la villa de Eibar figuró primero el alcalde solo, luego el alcalde y los jurados y más tarde, además de éstos, el procurador síndico y los regidores. Las elecciones de estos cargos se hacían según las tradiciones de esta villa, con ciertos procedimientos ceremoniales y se celebraban una vez al año. Estos cargos correspondían un año al candidato de dentro de la villa y al año siguiente a los de fuera de la villa, pero que pertenecían al término municipal. Tan sólo los regidores no eran nombrados de esta manera sino que eran elegidos por el alcalde. Estos procedimientos se han ido transformando con el tiempo. Los cambios que se iban operando eran aprobados por la asamblea de vecinos. Así se van modificando en el siglo XVI y XVII la forma de ser nombrados los ediles, tenientes, alcaldes, etc. A partir del siglo XVII se nombraba además del alcalde, síndico y jurado, un administrador del arca del depósito y un buldero. Las elecciones se hacían de la misma forma que las otras. En un principio los cargos municipales no eran remunerados, por lo que sólo las personas pudientes podían hacerse cargo de ellos. Pero a partir de 1652 se acordó dar una asignación al sindico y a los jurados. En 1744 se aprobó una "Instrucción y arreglamiento de gastos de los señores capitulares" para limitar los gastos que los síndicos, regidores y alcaldes se veían obligados a hacer. Pero son las ordenanzas de 1756 las que arrojan más luz sobre el asunto de los empleados municipales. En estas ordenanzas hay disposiciones sobre los gastos y trabajos que debe hacer cada empleado municipal. Pero a pesar de todo los sueldos seguían siendo pequeños, por lo que el Ayuntamiento de Eibar elevó una representación al consejo del rey, indicando la conveniencia de hacer un aumento de los sueldos. Se sabe que desde los comienzos de la villa eibarresa, existían en ella ordenanzas municipales, aunque se desconocen sus textos. En 1600 estas ordenanzas regulaban, entre otras cosas, el proceso de elecciones de alcalde, jurados, etc., de los que ya hemos hablado. Pero en 1605 se vio la necesidad de reformar estas ordenanzas. Para llenar las necesidades de las ordenanzas estaba el bando, que era como un apéndice puesto a las ordenanzas que ya existían en 1600. Después hubo una nueva reforma de las ordenanzas en 1756. Luego se dieron a conocer las ordenanzas municipales sobre las elecciones dictadas por Cano y Mucientes desde el año 1754 hasta 1758, traducidas al euskara.

1. Jaunak, en resumidas cuentas, onek esan gura dabena da, ze ezteila izan inor bere atrebiduba elejitzera, Alkaterik personarik, seña baita ezpada persona onrrauba, Idalgua Aberatsa, da Erraitzak daukezana, da gizon abonauba da ofizio txarrik estaukana, baita bere ezteilla izan oficialik edo oficialerik soldau danik, Errege majestariaren errejimentuba serbitzen dabenik ezta bere idakortzen da eskribitzen eztakixenik eta bardin loten badau, alakorik, izango dabela, bi milla marabidiren multia, da jakin da egon deilla:

2.ª Baita bere erriko alkatiak eztaizala permitidu egitia ejekuziñorik bere flojedadez Datozanian Juezak Kanpoetatik, inor artzera bete Jurisdiziñuan, o peskisa egitera edocein bere persona, ya Zedulekin, o probisinuekin zegatik lelengo biar dabe izan istrumentubonez examinaubaz, Junta, o Diputazinuban, da enconbiar Jakiela, uso korresponditzen dan legez, da Agintzen dan legez bigarren Legia Probintziako fueruak, zeina baita esaten daben legez titulo ogeita bat garrenak.

3.ª Baita bere Alkate Ordinarixua Erriguztietakuak Eskribaurik iltzen danian egin biar dabela, Alkate Jaunak, Inbentarixo barrixa, Numeritxan Dagozan, errejiztruena, Liburu guztiena, da Papel suelto guztixena. Eskribauba II orduko baldin numerela bada, eta inbentarixuan, akabau deinian beriala, da denporerik galdu baga, Alkate Jaunak bialdu daixala testimonio bat Diputazionora, da baldin egiten ezpadau izango dabela multia, Alkate Jaunak, da errejidore Jaunak, berrogeta amarna dukat bakotxak.

4.ª Bata bere Elektoriei ots egiten deuzenei Elekziñueterako Alkate launak Elezinua egiteko, edo nonbramentua Alkatiak, Errejidoriak, zindikubak eta beste erriko empleo guztiak urtebarritik aurrera, izan biako dabenak, egiten badabe, Eleziño Txarrik, eta onek izaten badabe, kiebrarik, edo jaten baditube erriko errentak, Elektoriak, eurak izan biako dabela fixadore da abonadore, da pagau izan biako dabela aren falta guztixak Zergaitearren, Errixak aztabela biar perjuiziorik ez kiebrarik da eztabela Pagauko, elektoriaren Kulparik, berak baño da Kontuban egon deiala.

5.ª Baita bere Justizia errejimentu guztixa egon deilla Kontuban da Kuidado egin deixela, baita prozedidu bere Jitanuen bagamunduen, da pekatu Publikuan dabiltzanak Jangoikuak bildur baga, Baita bere emezenbaubak, izan deitiala Kastigaubak eta desterraubak.

6ª Baita bere Alkate Jaunak daukala fakultadia moradore guztiak erritik botatzeko, urte bete irago ezkero baldin presentatzen ez-bajako bere noblezia o Idalgixa, egiña Provintzian usatezen daben legez eta lenagotik egon ezkero notitikauta edozein bese Alkate Jaunek.

7.ª Baita bere erriko dan Alkate Jaunak eztaiala permitidu personal ezkontzetara Juaterik, irugarren graduan aide eztanik, eta kontu izan deikiala begiratzia ezkontzak diranian ezpada ere multaua izango dala.

8.ª Baita ere egon deilla Kontuban Justizia Errejimentu guztixa ezteilla nonbreu eskribautzat, abaderen Kumerik berrogeita amar dukaten penan bakotxak.

9.ª Baita bere Justizia rejimentubak errixan izenian artu dirurik Zensora motibuak, da prepestuak daukazala pentsauaz eta nezesidade aundirik, da urjentziarik baleuka Konsejubaren izenian fakultade errial baga, da bardin onda atrebimenturik artzen badabe prozediduko data persona onen Kontra rigorosamente Legiak agintzen daben legez, eta egingo dala, onelako Zensuaren Erredenzinua Alkate Jaunaren, Errejidoren, eta zindikubaren aziendetatik, da erri noblea, izango dala libre da exento onelako zenzuetatik.

10.ª Baita bere Justizia, Errejimentubak, eztaixala permitidu plaza publikuan tanbolinik, ez atabalik, ez fiestarik Jai kendu, da reformauta dagozanetatik, Aita Santubak kenduta Daukazanak.

11.ª Baita bere Justizixak prokurau Daixala kuidado eta bijilantzi andixarekin Kastigatzia erregeren kontra dabiltzanak, kontrabanduan tabakuak pasatzen Gastelera, Errege Majestariaren interes errialaren Kontra eta onek, daukezala señalauta pena andixak, Kastigubak, ala Konsejo realak ifinita, baita bere gure Probinziak Dekreto, eta zedula errial askotan geure onerako, baite bere galdu ezteitzian geure Ama Probintziakuan fueruak seina baita konbeni Jakuzan, geure libertaderako, da Petxupian ez egoteko.

12.ª Baita bere eztaixala permitidu Justiziak artzia ta usatzea tabakua esaten deutsena rapé frantziakua zeña bata daguan debekauta Geure Errege ganik, bosteun dukaten multiaren ezpixan da estableziduta dagozan penen beian da izateko onelakuak desterraubak errixonetatik.

13.ª Baita bere Justizia Jaunak Probintziako erri guztietakuak bialdu deixela urteberriko illian, zeiña baita ustarrillian une guztietakuan testimonio orijinala erriko Kontu munizipaletakua gastelako Konseju Errialera, da Errege Majestariaren eskribau nausi Kamerakoaren eskubetara berrogeta amar milla marabidiren penan, da osteruntzian izango dala geure erregeren Kastiguba, o Grazixa bere borondatera.

14.ª Baita bere Justiziak prokurau Daixala, oserbau eregitia kortezia falta baga Korrejidore Jaunak emo-eban autuba Arrateko fiesten gainian, baita bere Probintziako Dekretuan gainian zeinetan Kontenitzen dan debekatzia Kazia, eta Peskia Multa andixen gainian, da presente euki daiela astu baga.

15.ª Baita bere gorde deila Kunplidu ta ejekutau esaten daben legez gauza guztian orainengo autuba gure Korrejidore izan zana Probintzia onetan D. Pedro Cano Mucientes, baita bere geruago etorri izan diran Dekreto Errialak.

Mas estas ordenanzas se olvidaron pronto y en 1800 los eibarreses se regían por costumbres establecidas. En 1829, en vista de que se carecía de ordenanzas se nombró una comisión con el fin de estudiar las ordenanzas existentes en los pueblos vecinos que la poseyeran, formularan un reglamento y lo presentaran a examen del Ayuntamiento. En 1883 se emitieron por fin unas ordenanzas que satisfacían plenamente las necesidades de Eibar de aquella época. Estas ordenanzas fueron luego reformadas y aprobadas en 1885 y comenzaron a regir en 1886.

[Ref. Unceta, Javier: La administración antaño en Eibar, Rev. "Eibar", junio julio 1971.].


Images

Our Sponsors