Auñamendi Eusko Entziklopedia
Fondo Bernardo Estornés Lasa

Buscador

Home > Auñamendi > Eibar

Eibar

Ciudad y municipio de Gipuzkoa situado al oeste de la provincia.


toolbox

  • other languages:
  • escuchar
  • share

Economía

Eibar goza desde muy temprana fecha de la condición de población artesana. Gorosabel, en el DH de G. dice que "la ocupación principal y más común de los habitantes del interior de esta villa es la fabricación de las armas de fuego y blancas, cuya real fábrica existe en la misma. Además hay en ella una fábrica de revólveres, o sea, de pistolas de seis tiros, otra de fundición de planchas, varios barrenos de cañones, y ocho molinos harineros. El vecindario extramural se dedica a la labranza de los campos, cuyas cosechas de cereales y demás usuales en el país no pasan de regulares". Pero varios siglos antes de que el historiador tolosarra escribiera estas líneas, en los talleres medievales de Eibar se elaboraban ya armas blancas así como hachas, azadas, palas. Al finalizar el siglo XV, las armas eibarresas son ya conocidas en toda Europa. Un esquema cronológico nos dará una idea de lo que fue el crecimiento industrial eibarrés a través de los siglos: año 1538, Juan Orbea y Juan Ermua, vecinos de Eibar, reciben encargo de fabricar 1.500 arcabuces; año 1570, según Antonio Iturrioz, Francisco Ibarra, hijo ilustre de Eibar y comisario general de los ejércitos y armada, llevó a Flandes armeros de Eibar y fundó los primeros rudimentos de la industria armera belga; año 1571, el historiador Garibay nos habla de la fabricación de lienzos en Eibar. Azcoitia y Azpeitia tenían industria similar, pero "las más delicadas y de mejor color se confeccionaban en Eibar"; año 1573, bajo el reinado de Felipe II, en 1573, se crea la Real Fábrica de Armas de Placencia. Las industrias armeras de Eibar, Elgóibar, Placencia y Vergara constituían un núcleo de fabricación con sede principal en la fábrica de Placencia; año 1747, Eibar tiene una población de 400 vecinos. De ellos, 132 eran maestros y oficiales que trabajaban para el real servicio de armas de Placencia; año 1758, documentos de este año nos atestiguan que la industria texto estuvo asentada también en Eibar. Por otra parte, en el siglo XVIII, uno de los productos más importantes de la industria eibarresa eran relojes para campanarios y de sobremesa de bronce, y algunos de repetición.

Hubo también, por entonces, una fábrica de quincalla ordinaria con 60 obreros; años 1794-1834, destruida Eibar en 1794 y habiendo creado el Gobierno dos fábricas de armas, en Asturias, la fabricación de armas fue casi nula durante unos 40 años. Entre los años 1834-44, se reintegran los eibarreses a la paz de su trabajo y fundan nuevas fábricas de armas; año 1835, se construye en Eibar el primer revólver cilíndrico de seis tiros. Su autor fue Manuel Gárate, quien revolucionó la técnica de los revólveres; año 1839, Eusebio Zuloaga se establece en Eibar dedicándose a la fabricación de arcabuces. Más tarde, fundó aquí un taller mecánico para la fabricación del cañón y confección de armas. El seria, hacia el año 1860, el restaurador en España y quizá en Europa del damasquinado; año 1855, Plácido Zuloaga -hijo de Eusebio y gran artifice que hizo evolucionar al damasquinado a través del "extraído a cuchillo"-, obtiene dos medallas de primera clase en la Exposición Universal de París; año 1864, la Casa Orbea -fundada en 1851- importó de París la técnica del pulimento mecánico por medio del esmeril y la correa, en poleas y escobas circulares cuyas muelas daban vueltas por medio de ruedas hidráulicas. Fueron los hermanos Chastang, franceses, sus introductores en Eibar; año 1866, Orbea introduce -de Francia- el niquelaje por galvanoplastia. Existen en Eibar no más de 5 fábricas un tanto importantes. Orbea, la mayor, ocupa 50 obreros. Las demás oscilan de 10 a 30 operarios. El resto de la industria se subdividiría en operaciones distintas que eran realizadas en tallercitos minúsculos, casi familiares, donde cada operario trabaja por su cuenta como obrero y fabricante al mismo tiempo. La producción total de armas no pasaba de las 300 diarias; año 1879, la firma Quintana Hermanos de Méjico empezó este año su comercio de armas con Eibar. En los trece primeros años de comercio con nosotros nos había comprado por valor de 4 millones de pesetas. Solamente la Casa Orbea, en tres años, les había vendido armas por valor de 2 millones de pesetas. Cuatro fabricantes eibarreses les mandaban, mensualmente, 2.000 revólveres; año 1881, se fabricaron en Eibar 133.218 armas; año 1890, Orbea instala energía eléctrica en su factoría. Cuatro años, más tarde, lo hace G. A. C. y el resto de las industrias. En 1806 se había establecido en Eibar el alumbrado público de aceite. En 1864 se cambió por el de petróleo. Desde 1893, se hizo eléctrico; 17 junio 1894, la Casa Orbea inauguró la fábrica de cartuchos. Después, en 1916, fundaría otra en Vitoria.

Por los años de la primera guerra europea, la Casa Orbea, en Eibar, llegaría a tener unos 700 obreros; año 1897, este año, la fabricación de armas en Eibar suponía un aumento del 2.034 % sobre la producción del año 1881; año 1889, se fabricaron en nuestros talleres, este año, 500.967 armas; año 1903, al terminar este año, las más importantes fábricas despidieron un considerable número de obreros. Mientras tanto, el Gobierno compraba armas en el extranjero; año 1912, creación de la Escuela de Armería; año 1917, Eibar llega a su punto culminante en la fabricación de armas cortas y largas con un total de 734.736; años 1914-17, Francia, Inglaterra, Italia y Rumania nos compraron en los años de la primera guerra europea 816.875 pistolas automáticas y 754.714 revólveres; año 1920, se constituye la Cooperativa Obrera armera ALFA. Empiezan con un capital de 250.000 ptas. En 1927, derivó su industria a las máquinas de coser; año 1922, se hacían en nuestro pueblo, diariamente, 2.000 revólveres y fusiles. La gesta principal de Eibar fue el conseguir vender armas a la propia Norteamérica. Las armas eibarresas hicieron competencia -por su baratura sobre todo- al SMITH norteamericano en su propio país; año 1925, G. A. C. inicia la fabricación de bicicletas; año 1929, la Casa Orbea abandona también la industria armera y se lanza a la fabricación de bicicletas. El mismo camino tomarían B. H. y otras firmas; año 1930, existían en Eibar 105 fábricas de armas largas y cortas. La mayoría eran talleres pequeños, que daban trabajo a unos 4.000 operarios; año 1931, como consecuencia de una crisis alarmante, en el decenio 1920- 30, el año 1931 sólo registró una producción de 174.489 armas. Después de la guerra. Eibar -al tiempo que se abre a nuevas perspectivas urbanísticas- continúa su ritmo de crecimiento industrial. En 1944 eran 740 los industriales que pagaban contribución al Estado por valor de 544.628 ptas. anuales. Se dividían así: 242 comerciantes, 47 bares, 273 fábricas, 7 pastelerías, 13 albañilería, 20 grabadores, 18 carpinteros, 11 talleres de galvanoplastia, 6 hojalaterías, 22 peluquerías, 7 sastrerías, 7 zapaterías, 5 farmacias, 11 médicos, 6 dentistas, 5 contratistas, 24 comisionistas y 40 de otros varios oficios.

La propiedad urbana contaba con 971 propietarios. Nuestro presupuesto municipal ascendía a 1.821.979 ptas. La deuda municipal alcanzaba la cifra de 3.816.661 ptas. El patrimonio municipal -al terminar el año 1944- se valoraba en 8.695.083 ptas. La industria actual se halla representada por las siguientes actividades: fundición de hierro colado y maleable en "Aurrera'", S. A. establecida en 1883. Fundición a presión de metales no férricos y construcción de matrices para este tipo de fundición por Inyectametal, S. A. desde 1958. La empresa Ayra- Durex, S. A., que está produciendo desde 1943, se dedica a la fabricación de armas de fuego, recambios de automóviles y motores de explosión. Fabricación de herramientas para la industria auxiliar del automóvil. Forja y estampación. Elaboración de huchas de ahorro. Fabricación de máquinas de escribir en Industrias Mecanográficas, S. A., desde 1944. Fábrica de cerraduras. Fabricación de armas de fuego y herramientas para maquinaria en las siguientes empresas: Star, Bonifacio Echeverría, S. A., establecida en 1936, Trust Eibarrés fundada en 1926, Aguirre y Aranzábal desde 1942, Aramberri Hnos. S. R. C., fundada en 1940, Gaspar Arizaga desde 1917, y en Norberto Arizmendi y Cía S. R. C. Construcción de maquinaria con especialidad en compresores de aire en Arízaga, Bastarrica y Cía., S. R. C. fundada en 1943. Fabricación de muelles y resortes, piezas embutidas en chapa y fleje, arandelas de seguridad y "Grower" en Hijos de Valenciaga, S. R. C. desde 1885. Elaboración de máquinas herramientas, rectificadoras hidráulicas de superficies planas y ferretería industrial en Lorenzo Tellería, S. R. C. establecida en 1913. Fabricación y exportación de armas de fuego por Víctor Sarasqueta, S. A., fundada en 1890. Comercialmente, Eibar pertenece a las áreas de San Sebastián y Bilbao, subárea de Eibar y cuenta con 457 licencias comerciales propias (1963). En estos últimos años han emigrado de Eibar cerca de 70 pequeñas empresas y talleres, lo que ha supuesto la pérdida de más de 5.000 puestos de trabajo. Los puntos de destino de tales centros han sido Abadiano (9), Amorebieta (l), Alzola (1), Azcoitia (2), Bérriz (6), Burgos (1), Durango (1), Echarri- Aranaz (1), Elgóibar (1), Ermua (10), Mallavia (2), Lazcano (1), Logroño (3), Pamplona (1), Placencia (1), Tudela (I), Vitoria (17), Villafranca (l), Zaldivar (5) y Zumárraga (I).

La industria armera

Unas 60 empresas -miembros casi todas de la Asociación Armera dedican a la armería en Eibar. Dan trabajo a unas 2.000 personas. Cinco de estas fábricas armeras tienen en su plantilla más de 100 empleados. Tres oscilan entre los 50 y 100 operarios. Diez empresas oscilan entre 20 y 50 empleados. Siete entre 10 y 20. Más de una veintena no llegan a 10 empleados en sus respectivos talleres. La industria armera actual representa en Eibar el 20 % aproximadamente del número de empresas como de empleos. Según estudios realizados, la industria armera es algo más cualificada que el resto de las industrias eibarresas, pues ocupa un porcentaje menor de "especialistas". Pero en contrapartida, emplea menor porcentaje de mano de obra indirecta, un 10 % menor, que en la industria en general, lo cual supone un handicap directivo profundo. Es curioso constatar que habiendo sido históricamente la industria armera en Eibar la madre y maestra de la fabricación en serie y por lo tanto de casi toda la industria eibarresa actual, ella misma no haya logrado todavía superar la etapa final de su desarrollo lógico con la intercambialidad absoluta y la total fabricación en serie del arma. Alguna meritoria excepción confirma lo que es la regla general. Parece que la Escuela de Armería se preocupa de conocer cuál es este proceso de la fabricación en serie en otros países. La armería, entre nosotros, es industria demasiado artesanal. El especialista armero requiere larga formación, por lo que los operarios actuales se convierten muchas veces en imprescindibles. La industria armera emplea hoy gente de edad muy avanzada -gran proporción de mayores de 50 años y más -cuyo relevo por gente más joven no se ve claro. Es opinión común que cualquier proyecto de futuro para esta nuestra clásica industria tiene que pasar por la absoluta intercambiabilidad de las piezas del arma, lograda a través de su estricta fabricación en serie. Hablar, por ejemplo, de la escopeta "ligera", de la escopeta de "calidad", de la escopeta "fina", etc., expresiones que encubren simplemente la esperanza de lograr vender un producto más caro porque no se consigue fabricar más barato ni mejor lo que hoy se puede vender al precio actual de mercado, es retornar a una meritoria fase artesanal o semiartesanal, pero nunca es resolver el problema de la industria armera. El problema de esta nuestra clásica industria pasa necesariamente por el de la fabricación en serie del arma. Es evidente que a esto no podrán llegar todas las 60 industrias sino sólo muy pocas. Algunas -especialmente las más pequeñas o medianas podrán refugiarse en una auténtica artesanía del arma, pero deberán tener sus conceptos muy claros, no asociando "artesanía" con calidad, sino más bien con lujo, capricho, etc. Muchas industrias armeras desaparecerán probablemente en los próximos quince años. Es probable que unas pocas lleguen a la fabricación en serie, pero no será sin grandes sacrificios. Ello requerirá mucho capital y nueva savia directora. También las empresas tendrán que dejar su carácter excesivamente familiar, pasar a segundo plano muchos de los "socios fundadores", abandonar el excesivo celo por sus "secretos", potenciar los talleres auxiliares, prepararse y equiparse excelentemente. Esta industria armera podrá instalarse con provecho en las proximidades de Eibar, evitando las estrecheces de su emplazamiento actual pero sin alejarse mucho del banco de pruebas, que hay que seguir reteniendo en Eibar a toda costa.

Exodo industrial

El número de empresas, mayores de 50 empleos, que han salido de Eibar son 36, prácticamente igual al número de las que quedaban al empezar el año 1975. La emigración industrial presenta su punto culminante en las empresas comprendidas entre 50 y 100 empleados, pero es muy importante también en las mayores de 100 empleos y menos importante en las de 20 a 50. El número total de puestos de trabajo de las empresas emigradas, 5.056 puestos, representa el 54 por 100 de las empresas actualmente radicadas en Eibar y que forman un conjunto aproximado de 9.400 empleados. La dirección Ermua-Duranguesado absorbe casi la mitad de empresas y puestos de trabajo. Vitoria supone una cuarta parte y el resto se dispersa en una gran área. Y el éxodo tiende a seguir, hasta poder calcularse que en los próximos años emigrarán otros 1.800 puestos de trabajo, aunque la mayoría de estas fábricas quedarán en las inmediaciones de Eibar. Según estudios de SIADECO, las empresas que piensan continuar en Eibar podrían crear, entre 1974 y 1990, aproximadamente 1.000 nuevos puestos de trabajo. Pero tendremos la contrapartida de la emigración entre 1974- 1990 de empresas hoy radicadas en Eibar y que supondrá 1.800 puestos de trabajo, con lo que el resultado final es la estabilización del empleo, según cálculos bastante optimistas.

Segunda mitad del siglo XX y comienzos del XXI

Distribución de la superficie (1999)

Ha.
Todas las tierras
Tierras labradas
Pastos permanentes
Otras tierras
S.A.U. (1)
178
107
127
172
132
2.103
34
426
1.643
461

(1) S.A.U.=Superficie Agrícola Utilizada
Fuente: Departamento de Agricultura y Pesca del Gobierno Vasco. Censo agrario 1999.

Distribución de los usos del suelo (hectáreas, 1996)

Improductivos
Prados
Pastizales
Matorral
Forestal arbolado denso
Forestal arbolado ralo
Labores intensivas
Total
210
508
-
113
1.554
77
1
2.463

Fuente: Gobierno Vasco. Departamento de Industria, Agricultura y Pesca: Inventario forestal 1996.

Aprovechamiento de las tierras labradas (1999)

TotalHerbáceosLeñosos
FrutalesOlivarViñedoOtros
Ha.Ha.Ha.Ha.Ha.Ha.
1073410128746------

Fuente: Gobierno Vasco. Departamento de Agricultura y Pesca. Censo agrario 1999.

Superficie arbolada según especies (hectáreas, 1996)

Bosque atlántico
Encina
Eucalipto
Haya
Pino radiata
Pino silvestre
Quejigo
Otras coníferas
Otras frondosas
Todas las coníferas
Todas las frondosas
Todas las especies
131
-
-
27
1.324
-
-
121
29
1.445
187
1.632

Fuente: Gobierno Vasco. Departamento de Industria, Agricultura y Pesca: Inventario forestal 1996.

Ganadería: distribución general (1999)

AB
Bovinos
Ovinos
Caprinos
Porcinos
Equinos
Aves
Conejas madres
Colmenas
49
26
11
5
31
47
22
-
440
899
88
6
82
1
65
-

(A): Número de explotaciones
(B): Número de cabezas. En el caso de aves, miles de unidades y en el de colmenas, número de unidades.
Fuente: Gobierno Vasco. Departamento de Agricultura y Pesca. Censo agrario 1999.

Régimen de tenencia de la tierra (1999)

Ha.
Total1782.103
Propiedad
Arrendamiento
Aparcería
Otros
175
3
-
1
2.084
18
-
2

Fuente: Gobierno Vasco. Departamento de Agricultura y Pesca. Censo agrario 1999.

Población trabajadora en la explotación (1999)

Trabajadores no asalariados
Nº explotacionesNº personasJornadas completasJornadas parciales
17424512.17537.207
Asalariados
FijosEventuales
Nº explotacionesNº personasNº explotacionesJornadas completas
4711

Fuente: Gobierno Vasco. Departamento de Agricultura y Pesca. Censo agrario 1999.


Images

Our Sponsors