Auñamendi Eusko Entziklopedia
Fondo Bernardo Estornés Lasa

Buscador

Home > Auñamendi > Estados Unidos de América. Idaho

Estados Unidos de América. Idaho

Artículo principal: Estados Unidos de América.


toolbox

  • editions:
    • 2003
  • other languages:
  • escuchar
  • share

Deporte vasco

Las competencias tradicionales del atletismo en el País Vasco normalmente se ponen en dos categorías: agrícolas o rurales. Muchas son actividades de levantar pesas, tirar o llevar. En el pasado, la competición se encontraba en la vida diaria, en los trabajos del caserío o el mar. Los concursos se representan la vida histórica del País Vasco y son muy importantes durante las fiestas. Muchos de los pueblos de la costa vasca tienen regatas, un evento que los vascos de Boise no se atreven duplicar en los lagos o ríos de Idaho. Otras demostraciones de la fuerza, la resistencia y la gracia se puede reproducir más fácilmente. A los vascos de Boise, no les interesan solamente los deportes vascos tradicionales. Por ejemplo, muchos del centro vasco no saben la importancia que tenía el boxeo en la historia de los vascos de Boise.

En los 1950 hasta los 1970, Euzkaldunak Incorporated de Boise contribuía en el progreso del boxeo profesional en Boise. En 1954, con la cantidad de $1000 de cada uno, John Bastida, Zenon Ysaguirre y Teles Hormaechea le contrataron a Vicente Echeverria, el campeón de WELTER-WEIGHT en el País Vasco y muy conocido en toda Europa. Vino a Boise del País Vasco y con la dirección de Al Berro, sus competencias en Boise fueron unos éxitos tremendos. En aquel tiempo, Tex Hager fue el único promovedor en Boise, las competencias hechas en nombre de los veteranos de la guerra Disabled American Veterans. El centro vasco pidió permiso, y con el nombre de "Better Fights Incorporated", tenía competencias del boxeo una vez al mes, en la feria de muestras, Ada County Fairgrounds en Fairview Avenue. En 1954 John Bastida solicitó permiso del Idaho State Athletic Commission a que el Euzkaldunak patrocinara los eventos y recaudasen las ganancias. Euzkaldunak compró la cerveza a 35 centavos a la botella, y la vendió a 75. Ganaban un promedio de $10,000 al año durante los años 1960 y 1970 de entradas y vendiendo cerveza y palomitas.

El apostar fue ilegal, pero en algunos lugares de Boise como el bar de "Snowball's" se mostraban pizarras con información de apostar. Las entradas a las competiciones costaban $2.00 o $3.00 para estar más cerca, y la gente venía de muy lejos - algunos de Elko, Nevada - para ver las competiciones. Aunque John Bastida, Zenon Ysaguirre y Teles Hormaechea dieron dinero propio para establecer Better Fights Incorporated, el dinero que se ganaba se quedaba el centro vasco para renovar y mantener el edificio. En los l970, el interés en el boxeo se perdía cuando no se encontraba talento en Boise. Muchos habían salido para Nevada y California, y otras ciudades en la zona este de los Estados Unidos. Better Fights Incorporated terminó el boxeo en 1974.

Levantar pesas, o harrijasoketa, en la cultura vasca, incluye levantar piedras de forma cilindro, cubos y pelotas de granito que se levanta del suelo, se pasa por las piernas y se pone sobre los hombros y el cuello. El cilindro tiene dos partes donde se puede agarrarlo y levantarlo sobre el hombro, y después bajarlo al suelo enfrente del hombre. Desde los años 1980 hasta ahora, Iñaki Perurena Garciarena, José Antonio "Zelai" Gisasola, Agustín Ostolaza y Juan José "Goenatxo" Unanue son algunos de los profesionales que han viajado a los Estados Unidos del País Vasco para exhibir su fuerza en Boise. "Zelai" tiene el record del mundo de 75 levantamientos de un cilindro de 125 kils en diez minutos. Los que han participado en las competiciones de Boise son José Ignacio "Iñaki" Mendiola, Joe "Patxi" Amuchastegui, Santi Basterrechea, Benito Goitiandia, José Luis Arrieta, Velero "Gitano" Etchepare, José "Joe" Urquidi, y Juan Barrenechea. Los oficiales fueron Anastacio Urza y John Bastida.

La tradición de levantar pesas es más saliente en Boise que en otras comunidades vascas en los Estados Unidos. Gracias a John Bastida, más gente podía conocer este costumbre porque él ayudó a Benito Goitiandia, José Luis Arrieta y Iñaki Mendiola y a otros viajar a las fiestas vascas y mostrar el deporte de levantar pesas en el estilo vasco. En una exhibición en el frontón en marzo de 1976, José Luis Arrieta, que vivía en Boise y no era profesional, levantó un cilindro de 255 libras veinte veces en dos minutos, y no había competición. Hoy, la gente teme que este deporte se pierda porque no hay jóvenes que quieren o pueden hacerlo. Los cubos son de 250 a 500 libras y se levanta al hombro y alrededor del cuello tantas veces que se puede en cierta cantidad de minutos. Un inmigrante vasco que se llamaba "Amoto" exhibía el levantar pesas con el cubo en los años 1940 y 1950. Santi Basterrechea de Sun Valley competía en los 1950 y 1960. El cubo que es propio de Boise pesa 280 libras. La competición de la pelota de granito es muy difícil por el sudor de los hombres. Se levantan la pelota del suelo hasta el pecho y después, al hombro, y con la pelota que pesa 225-300 libras, se rodea el cuello tantas veces que es posible en los minutos permitidos. Los cuñados José Mari Artiach y Lino Zabala, tanto como Rich Urresti y John Bastida han apoyado los deportes vascos en la comunidad de Boise por muchos años. Pero todos están de acuerdo que el deporte se necesita los atletas profesionales, por la cantidad del peso que se levanta ahora. En una exhibición en 1976, había posibilidad para levantar sacos de arena que pesaban cien libras. Con esta cantidad, es posible que más jóvenes se puedan participar.

Txingak son pesas que se llevan, en cada mano 105 libras. Se anda con las pesas hasta que se deje caer las pesas, y la persona que anda la distancia más larga, gana. Se han participado en esta competición desde los años 1940. José Ramón Legarreta, Moises Oleaga, Dave Eiguren, Robert Larrinaga, Joe "Patxi" Amuchastegui, Aitor Amuchastegui, David Goitiandia, Mike Moad, Don Mendiola y Dan "Butch" Schaffeld participaban en las competiciones de txingak.

Proba, o arrastrar una piedra, es una competición de dos tipos: del buey (Idi Proba) o del hombre (Gizon Proba). El centro vasco de Boise tiene una piedra que pesa 1,550 libras que algunos han tirado. Cada atleta tiene diez minutos para tirar la piedra. En los 1970 y 1980 estas competiciones tenían lugar enfrente del centro vasco durante las celebraciones de Aberri Eguna y San Ignacio. José Luis Arrieta, Dave Eiguren, Benito Goitiandia, Lino Zabala, Miguel Aizpitarte, José Telleria y Iñaki Mendiola participaban. Hoy la piedra se queda en el frontón; nadie se la ha tirado por muchos años. Estas competiciones con las pesas se reflejan la historia. Los vecinos en el País Vasco se quitaban las piedras para poder sembrar o para construir las casas o los caminos. Tienen una importancia histórica.

Los leñadores, o aizkolariak, se competen para cortar cinco troncos de árboles. El equipo de dos hombres se gana cuando termina de cortar primero. También se participan solos, cortando tres o siete troncos. En la fiesta de San Ignacio en Boise, que se celebra el último fin de semana de julio, la competición de los leñadores fue parte del programa de la tarde durante los 1950 hasta los 190. Venían hombres de Elko para exhibir enfrente de la gente de Boise. Joaquin Arana y Joe Lete representaban la comunidad de Boise contra los equipos de Elko, aunque no fueron profesionales. Había mucha preparación para las competiciones. Juan Hormaechea, Teles Hormaechea, Tom Berriz, Tom Bilbao, Angel Uriarte y John Bastida viajaban a Hailey, Idaho, para encontrar los troncos. Tom Berriz y Angel "Mañaria" Uriarte eran profesionales y se cortaban los arboles. Los otros medían y preparaban los troncos. A todos los vascos del área, siempre les ha gustado la competición. Aunque un poco peligroso, los pedazos del árbol eran como premios para los niños. Muchos les pedían la firma de los aizkolari. Ahora, no hay atletas que puedan exhibir su trabajo con los árboles. Solo se puede ver la competición cada cinco años, durante la festival del Jaialdi International Basque Festival, cuando vienen aizkolariak del País Vasco. Angel Arrospide Aurkia, Donato Larretxea Lizardi, Florencio Nazabel Leiza y José Mari Mendizabal han venido a Boise. A la gente, le encanta el sonido de la hacha antes de cortar el tronco.

Soka-Tira, o lucha a tirones de cuerda, es un juego internacional y a todos, adultos y niños, les gusta. La fiesta de Boise siempre tiene una competición soka-tira; a veces hay entre jovenes, familias, y hombres. A veces el premio ganado podría ser $100, otras veces unos Coca-Colas.

Cada verano en la fiesta de San Ignacio el último fin de semana en julio, hay competiciones de txinga y soka-tira, aunque no hay las exhibiciones de levantar pesas ni de cortar los árboles. Ha sido difícil encontrar a gente joven para seguir las tradiciones. Dinero del gobierno del País Vasco ha ayudado en traer atletas del País Vasco, y para muchos estas actividades han sido las más interesantes de todo. Mutriku Soka-tira Taldea, un equipo de veinte hombres que exhiben los deportes, y tres que levantan pesas y tres leñadores vinieron del País Vasco al festival de Jaialdi 2000. La tradición del deporte simboliza otra parte de la historia de los vascos y también de los de la diáspora.

Hoy existe un solo frontón de los cuatro que se construyeron en Boise. El frontón Anduiza se construyó en 1914-15 como parte de una pensión para pastores vascos. Este frontón es donde juegan unos veinte jugadores de pala y pelota, jugadores que mantienen el deporte vasco. Tratan de ganar dinero para los gastos y para mantener el edificio. Pero hay muchos que se preocupan por el futuro del deporte. A pesar del aplauso de la gente que mira los partidos, las dificultades de jugar sin llevar protección para las manos les desaniman a los jóvenes cuando ven las manos hinchadas. Se jugaron los campeonatos de pala y pelota de NABO (de los hombres y las mujeres) durante la festival Jaialdi 2000. El frontón pequeño no tiene mucho sitio para los espectadores, pero los que vieron las competiciones les animaron a los jugadores.

Se jugaba pelota en el Hotel Iberia y también en el frontón de Domingo Zabala en 1910. La pensión Star tenía un frontón en 1911. En los años 1920 hasta los 1940, había partidos de pelota todos los días en el frontón Anduiza. Algunos jugaban para divertirse, pero para otros, la competición fue muy seria. Cuando encerraron el frontón Anduiza, fue el único frontón totalmente cubierto en el oeste de los Estados Unidos, hasta que se construyeran el frontón del Centro Cultural Vasco de San Francisco en 1982.

Con los años, no había tanta inmigración vasca, y no se utilizaban los frontones. Las pensiones se cerraron, y la pensión y frontón Anduiza se cerró en 1943. La vendieron a una compañía de ingeniería Briggs Engineering, y este negocio utilizaba el espacio del frontón para guardar la maquinaria. En 1972, la familia Briggs se puso de acuerdo con el grupo de voluntarios vascos Idaho Basque Studies Center y Idaho'ko Euzko Zaleak: Idaho Friends of the Basques para restaurar el frontón y poder utilizarlo. Pero el grupo vasco tendría que hacer todo el trabajo de preparar, limpiar y renovarlo. Los voluntarios limpiaron y pintaron el frontón, y prepararon para los entrenamientos, las clases, las competiciones y finalmente, para el torneo en junio de 1972. Otra vez, los jugadores de Boise tendrían un sitio donde jugar.

En el torneo de pelota de 1976, con la ayuda de Idaho'ko Euzko Zaleak y Anaiak Danok (otro grupo que tenía interés en promocionar la cultura vasca) los campeones fueron Juan Egaña y P.M. Odiaga, y segundos José Careaga y Lino Zabala. Los oficiales fueron José Maguregui y José Luis Guerricabetitia, y Segundo Nachiondo y Justo Sarria organizaron los partidos, y casi 100 personas los vieron. En el torneo de Aberri Eguna, Juan Egaña y Jaime Ibarra jugaron contra Lino Zabala y José Mari Artiach.

En 1982, Joseba y Manuel Uriarte, Juan Egaña, Jesús Careaga, Benito Goitiandia, Lino Zabala, José Luis Arrieta, Antonio Ibarra, Jaime Ibarra y José Mari Artiach jugaban partidos. La gente podía ver las competiciones y se disfrutaron del deporte otra vez. Para los partidos de San Ignacio, Benito Goitiandia y sus hijos David y Ramón preparon y limpiaron el frontón. Sin embargo, se notaba que mucha gente joven no jugaba, y todos los que practicaban eran inmigrantes. No había ningún vasco nacido en los Estados Unidos en las competiciones. Dave Eiguren les invitó a la gente joven a jugar raquetbol, parecido a pala. En los 1980 el noticiario de Euzkaldunak les invitó a jugadores cualesquiera a participar. En 1984 se organizó el Boise Pala Association y tenía su primer torneo con cuatro equipos de Boise y un equipo de Salt Lake City, Utah. Jerry Aldape, John Aldape y Lino Zabala organizaron una liga para practicar y jugar.

Al fin de los 1980, la familia Briggs dejó de abrir el frontón para todos. Había muchas llaves perdidas y una vez la puerta estaba abierta todo un fin de semana. Se preocupaba por los accidentes que podían ocurrir durante los partidos y cerró el frontón a los vascos.

En 1991 y 1992, un grupo de Euzkaldunak empezó a organizarse para ganar dinero para comprar el frontón. Para la fecha de junio de 1992, Diana Echeverria, Toni Berria, Gloria Totoricagüena, Bradley Shelden, Joe Aldape, Chris Bieter y Patty Miller querían ganar $255,000 con la ayuda de Euzkaldunak. El grupo tenía la esperanza de ganar más dinero cuando la gente prometía contribuciones durante cuatro años. Las cantidades del dinero varían entre $1 hasta $10,000. El centro vasco quería utilizar el frontón para deportes vascos y los otros cuartos (que antes fueron las habitaciones de los pastores cuando era pensión vasca) querían alquilar para oficinas y clases. Otra posibilidad fue utilizar el edificio para una pensión; esta vez para estudiantes del País Vasco en lugar de pastores. Otros de Euzkaldunak querían vender bonos, como habían hecho para construir el centro vasco. Pero al final, decidieron pedir contribuciones de la gente.

El precio del edificio fue $255,000, y ganar esta cantidad fue el primer propósito. El centro vasco prometió $50,000. En una reunión en el centro vasco en 5 de octubre de 1991, presentaron el plan para ganar $205,000 más. Muchos voluntarios llamaron a la gente vasca y a negocios de Boise para pedir promesas de dinero que se pagarían durante cuatro años. La gente estaba muy entusiasmada, y 231 personas prometieron $111,595.00. Sin embargo, no fue lo suficiente para comprar el edificio. Después de meses de reuniones y trabajo, la familia Briggs negó que Euzkaldunak pudiera examinar y inspeccionar el edificio antes de comprarlo. Al final, Euzkaldunak dejo la campaña y no compró el edificio por las preocupacciones de la condición del edificio y los problemas de ganar suficiente dinero, y se quedó en malas condiciones por algunos años más.

Adelia Garro Simplot y Richard Hormaechea compraron el edificio en 1993. Los dueños nuevos querían que los jugadores utilizaran el frontón para pelota y pala, y se formaron una asociación de pelotaris y jugadores de pala, el Frontón Association, en 1993. Los primeros directores fueron Chris Bieter, Dave Bieter, Cathy Clarkson, Tony Eiguren, Jeremy Malone, Mike Mansisidor y James Sangroniz, todos nacidos en los Estados Unidos. Algunos voluntarios enseñaban pala en 1994. Había exhibiciones de pala y pelota por Dave Bieter, Chris Bieter, Morrie Berriochoa, Jeremy Malone, Tony Eiguren, Lino Zabala, José Mari Sarasua y James Sangroniz durante el año, y para algunos jóvenes, fue la primera vez que habían visto un partido. En 1997, restauraron el frontón de Jordan Valley, Oregón y en 2001, el Mountain Home, Idaho Basque Club, Euskal Lagunak acabó de renovar su frontón y parque. El interés en preservar los edificios y frontones históricos es impresionante. El problema es que hay falta de jugadores y especialmente, de jóvenes que quieren aprender. Los veinte jugadores que siguen preservan otro aspecto de la cultura vasca y todos lo agradecen mucho.

¿Es una actividad "vasca" porque se hace en el País Vasco, o es "vasca" porque la gente que se hace es vasca? ¿Es un torneo de golf una cosa vasca? Cuando empezaron a discutir la idea de organizar un torneo de golf por Euzkaldunak, muchos socios no lo querían. Es un aspecto de la discusión sobre la identidad vasca. ¿Soy vasco solo por herencia? ¿Tengo que mantener una cultura tradicional para ser vasco? ¿No puedo ayudar en mantener una cultura vasca contemporánea? José Mari Olazabal ganó el torneo de Masters y es vasco. Muchos vascos en el País Vasco juegan al golf. Entonces, ¿podemos decir que el golf es un deporte vasco? Por lo menos, ¿podemos decir que es un deporte a que los vascos juegan? Estas preguntas se contestan depende en el punto de vista de la persona. Algunos creen que la identidad vasca se encuentra en la historia y en las tradiciones de los siglos pasados. En el caso del golf, los con ideas nuevas ganaron, y ahora hay un torneo de golf cada año para los socios del centro vasco. En 1982, Manuel Aburusa y Jerry Aldape empezaron a hablar de la posibilidad de organizar un torneo. Querían pasar un día disfrutando del golf con hombres vascos y hombres casados con mujeres vascas, porque había poca gente que sabía bailar o jugar a muz o briska, pero podía jugar a este deporte en un ambiente de otros vascos. Jugaron pocos en el primer torneo, pero el próximo año, Aburusa y Aldape, con la ayuda de Greg Goodson, Joe Bastida y Rich Urresti, tenían muchos más. Jugaron el sábado antes de la fiesta de San Ignacio y empezaron a las siete de la mañana con un desayuno de chorizos, café y whisky. En 2001, 144 hombres y mujeres jugaron en el Falcon Crest Golf Course, un negocio de George Totorica. Pagaron $50 para jugar, y se incluyen comida y bebida y una cena completa en el centro vasco después del torneo. Hay muchos premios que se pueden ganar, muchos pedidos por Rich Urresti.

Aunque había duda al principio, la mayoría de los socios del centro vasco creen que Euzkaldunak tiene que organizar actividades que son interesantes y que incluyen a gente nueva. Mucha gente ha jugado en el torneo de golf que no había participado antes en las actividades tradicionales de Euzkaldunak Incorporated o del Museo Vasco y Centro Cultural. Como en el pasado la gente vasca se reunía para el boxeo, el torneo de golf es la actividad preferida de muchos vascos de Boise ahora.

Gloria Pilar Totoricagüena Egurrola
2003


Images

Our Sponsors