Auñamendi Eusko Entziklopedia
Fondo Bernardo Estornés Lasa

Buscador

Home > Auñamendi > El Pensamiento Navarro

El Pensamiento Navarro


toolbox

  • other languages:
  • escuchar
  • share

Diario carlista impreso en Pamplona desde el 17 de octubre de 1897 como sucesor moderno de La Lealtad Navarra.

Estaba dirigido por Eustaquio Echave-Sustaeta y contaba con la colaboración de firmas tales como Gumersindo Azcárate, Joaquín Sánchez de Toca, Vázquez Mella, etc. Suspendió su publicación en 1899 tras la intentona carlista del general Weyler y desde el 3 de noviembre de 1900 hasta el 13 de marzo de 1901. En 1911 sufrió grandes reformas y aumentó su tamaño a 65 por 44 cm. a seis columnas, con imprenta propia y con máquina de componer tipografía. Cambió desde entonces el subtítulo de "Diario carlista" por el de "Diario tradicionalista". Eran redactores Jesús Echarte, Casildo Aróstegui, Tomás Barrena y Jesús Etayo. Fue también director Miguel Esparza, que era corresponsal de "La Gaceta del Norte" de Bilbao.

Su política fue la tradicionalista jaimista frente a la dinastía reinante. También en 1911 y durante más de un año sostuvo una gran polémica con "Napartarra" a propósito de su doctrina foral, polémica que desembocó en la publicación de El Partido Carlista y los Fueros de Echave-Sustaeta en 1915. Se opuso a Primo de Rivera (1923), a los liberales y a lo que denominaban centralismo frente al ideario foralista, preconizando una federación de regiones españolas y la restauración de la legitimidad dinástica. Fue suspendido por la censura primoriverista desde el 31 de enero hasta el 25 de marzo de 1925 y del 5 al 21 de septiembre de 1926, polemizando con el Diario de Navarra. Antes de proclamarse la República, en 1930, fue sin embargo depurado por el propio partido jaimista a fin de garantizar una mayor ortodoxia doctrinal con lo que, durante el período republicano, se manifestó abiertamente contrarrevolucionario siendo suspendido por las nuevas autoridades republicanas junto con otros periódicos de la derecha. En ese momento tiraba 2.000 ejemplares, los mismos que en 1936 cuando se suma a la sublevación como órgano de los requetés navarros, fuerza clave del levantamiento armado a favor de Franco.

Al caer Bilbao, éstos se apoderaron de la rotativa y la esterotipia de "El Liberal" destinándola a su propio órgano de expresión. Este material vino a sumarse a las cuatro linotipias requisadas a "La Noticia" de San Sebastián. A fin de mantener su independencia pese al decreto de unificación, creó el carlismo una Editorial Navarra SA, editora del periódico, con lo que consiguió retener sus propiedades. Durante los años 50 se registraron tensiones entre el Consejo Editorial -pasado al juanismo- y el carlismo de lectores y bases. En estos y siguientes años su contenido fue acorde con la ideología del régimen, caracterizándose por una visión rancia y arcaica de la sociedad y de la historia. A finales de los sesenta, la llegada de un nuevo director, Javier M.ª Pascual, y la sacudida experimentada por el catolicismo debido al Concilio Vaticano II se tradujeron en un importante cambio de orientación socio-política. Alentado por el reformismo progresista del pretendiente Carlos Hugo de Borbón, El Pensamiento Navarro adoptó una línea socializante y crítica con el régimen, lo que suscitó un mayor interés en la juventud y un rechazo por los sectores inmovilistas del carlismo.

La crisis se agudizó cuando la agitación estudiantil mundial y los estados de excepción incidieron sobre las bases carlistas. En 1968 fue secuestrada la edición y al año siguiente Pascual fue desterrado a Riaza. Al siguiente una bomba estallaba en sus talleres y su director era cesado, volviendo el diario a sus cauces más tradicionalistas. Las altas y bajas de nuevos directores y las disensiones en el seno del Partido Carlista, que desembocarían en el fraccionamiento de éste, tuvieron su primera concreción en la muerte de este veterano de la prensa navarra. El 23 de diciembre de 1980 dejó de publicarse por decisión de su director, después de transmitir su cabecera a Nájera SA. Tras una efímera reaparición, el 13 de enero de 1981 saca un último número despidiéndose de sus lectores con el Volveré de Carlos VII. Fueron sus directores, Eustaquio Echave- Sustaeta (1897-1917), Jesús Etayo (1917-1920), Miguel Esparza (1920-1930), Francisco Marquínez (1930-1933), Francisco López Sanz (1933-1966), Javier María Pascual (1966- 1970), José Javier Echave-Sustaeta (1970-1971), Juan Indave Nuin (1971-1979), Enrique Sanz Martín (1979-1980), Luis Larrión Arguiñano (1980).


Ainhoa Arozamena Ayala


Images

Our Sponsors