Auñamendi Eusko Entziklopedia
Bernardo Estornés Lasa Fondoa

Buscador

Hasiera > Enciclopedia Auñamendi > Gabriel María Ybarra de La Revilla

Gabriel María Ybarra de La Revilla


tresnak

Personalidad vizcaína, político, miembro de la influyente y acaudalada familia industrial de los Ybarra que, en 1910, fundan El Pueblo Vasco. Nacido en Bilbao el 5 de abril de 1877, fallecido en 1951.

Efectúa sus estudios de Derecho en Deusto y Salamanca. Abandonó pronto el ejercicio de la abogacía y se inició en la política como independiente obteniendo en 1910 y 1914 el escaño de diputado en Cortes por Bergara (Gipuzkoa), bajo el patrocinio del integrista Tirso de Olazabal. En octubre de 1910 defendió en el Congreso la ortodoxia españolista de la Universidad de Deusto frente a las acusaciones del ministro de Fomento que se pronunció en el sentido de que esta Universidad era el vivero del bizkaitarrismo.

Combatió la política laicista de Canalejas (Ley del candado) pronunciando en noviembre de ese año un discurso contrario a la limitación del número de congregaciones religiosas. Tanto él como su hermano Fernando tranquilizaron a Pío X al respecto, haciéndole llegar la intención real de suspender la vigencia de esa Ley, lo cual no fue óbice para que los católicos antidinásticos, opuestos al turno de partidos, les hicieran objeto de sus reproches y críticas. Junto con su hermano Fernando obtuvo del Papal Pío X unas "Normas pontificias" (1911) que avalaran la política de aceptación del liberalismo dinástico por las jerarquías religiosas. Su postura, al igual que la de su hermano, se desliga de la "Unión de los Católicos" preconizada por el Obispo de Vitoria o José María de Urquijo, primo suyo, y tiende hacia la construcción de un bloque conservador más acorde con los tiempos. No se afilió, sin embargo, al Partido Conservador y trató de conciliar las fuerzas de la derecha vizcaína dinástica. Pese a su etiqueta de independiente, en 1914, movido por su amistad por Maura, se retiró de la sesión del Congreso en el que se votó el Mensaje de la Corona, al mismo tiempo que su hermano Fernando y otros 24 diputados, absteniéndose de votar.

>En 1915 sustituyó en la presidencia de El Pueblo Vasco de Bilbao a Rafael Picavea, hasta su fusión con El Correo Español en 1939.

En otro orden de cosas es fundamental consignar la labor efectuada por este Ybarra en la Obra de Protección de Menores. Sus antecedentes familiares -su abuelo Gabriel María, su padre Fernando Luis, su tía Rafaela- le inclinaron a preocuparse por el tema de la delincuencia juvenil y la posible regeneración de los jóvenes. Algunos de sus profesores de Deusto, los jesuitas Claudio García Herrero y Julián Pereda, le apoyaron en la creación de un reformatorio en Amurrio en 1917 (San Salvador, regido por los capuchinos). Fruto de su amistad con Montero Ríos y con Maura fue la Ley de Tribunales para Niños de 1918 y la creación del primer Tribunal Tutelar de Menores de España, en Bilbao, el 11 de febrero de 1920, presidido por nuestro biografiado. A éste siguieron los de Tarragona, Barcelona, Zaragoza, Donostia, Murcia, Vitoria y Valencia. A la muerte de Montero Ríos (1923), Ybarra, junto con Ramón Albó, presidente del Tribunal de Menores de Barcelona, entró a formar parte del Consejo Superior de Protección de la Infancia, luego Consejo Superior de Protección de Menores, alcanzando la Presidencia del mismo. En 1930 fundó la Unión Nacional de Tribunales de Menores de la que también fue Presidente. Esta tarea fue desde entonces su principal preocupación tomando parte en toda clase de asambleas, cursos de educadores y en las modificaciones posteriores de la Ley, hasta la II República, y las efectuadas tras la guerra para lo que visitó las instituciones europeas homólogas a la suya. Muchas de sus ideas y experiencias las plasmó en libros y conferencias.


Idoia Estornés Zubizarreta


Irudiak:

Gure Laguntzaileak