Auñamendi Eusko Entziklopedia
Bernardo Estornés Lasa Fondoa

Buscador

Hasiera > Enciclopedia Auñamendi > Néstor Basterretxea Arzadun

Néstor Basterretxea Arzadun


Pintor, escultor, diseñador y Director de Cine vizcaíno nacido en Bermeo el 6 de mayo de 1924. Fallecido el 12 de julio de 2014 en Honadarribia.

En 1936, cuando contaba doce años, su familia se traslada a Francia donde Néstor residirá durante cinco años, primero en San Juan de Luz y luego en París, iniciándose ya en dibujo y pintura. En 1942 la situación europea se hace insostenible y la familia emigra a Argentina tras un azaroso viaje por aguas atlánticas. La primera época del joven pintor -que cuenta 18 años-, está profundamente marcada por el trauma de las guerras (ilustraciones de París abandonada de Tellagorri (1942)). La influencia del dramatismo del gran muralista mejicano José Clemente Orozco, está muy presente en aquellas obras de juventud que realizó Basterrechea en Buenos Aires y que exhibe en tres exposiciones nacionales, en varias personales y colectivas celebradas en Argentina y Uruguay. En estos primeros años recibe aleccionamiento del pintor argentino Emilio Pettoruti y gana por concurso la prestigiosa beca Altamira para pintores jóvenes. Obtiene también el "Premio único a extranjeros" de pintura, en 1949.

En 1952 -año en que contrae matrimonio- viaja a su tierra donde se le adjudica, por su categoría, la pintura de la cripta de la nueva basílica de Arantzazu que al cabo de un año de trabajo -11 muros ejecutados, aproximadamente el 45 % del total- tiene que suspender quedando el asunto pendiente hasta hoy en día . Figura de relieve internacional, participa desde los años 50 en toda clase de exposiciones de arte de vanguardia en capitales de Europa y América, siendo seleccionado en 1954 para las Bienales de arte de Venecia y VI de Sao Paulo. Fue cofundador (1957) del grupo de arte experimental "Equipo 57" al que perteneció también otro gran pintor vizcaíno, Agustín Ibarrola. Por esos años se forma el Grupo "Gaur" de la Escuela Vasca a la que pertenece desde entonces. Es autor de los murales de la Universidad Laboral de Tarragona y puede decirse que su labor está determinada por una constante voluntad de experimentación e investigación que abarca e interesa a distintas disciplinas estéticas, como la pintura, la escultura, el cine, la fotografía, el diseño industrial, la arquitectura, etc.

"Poseer una parte de esa gran verdad que es el arte, como un largo día de muchas horas de las que una sola nos corresponde a cada cual y debemos urgentemente vivirla y dotarla de un signo propio. Lo mío es trabajar en el conocimiento del ente estético, en su desarrollo, y las interrelaciones entre las diferentes disciplinas estéticas, sus posibilidades y servidumbres; utilizarlas como herramientas de trabajo cada cual en los términos de su mayor eficacia expresiva. Identificarme y aportar lo más posible, a un mundo que se abre vertiginosamente a la pluralidad de los conocimientos y en el que me resisto a quedar limitado en un solo aspecto del variado y apasionante campo de la Estética".

Es con esta nerviosa óptica con lo que Basterrechea explora todas las posibilidades estéticas que ofrece la vida de todos los días y también la razón por la que intente, por encima de todo, hacer cine. Porque, de más está decirlo, el público, el grueso del mismo, conoce a Basterrechea el cineasta mucho más que al pintor, al escultor, al fotógrafo o al poeta que hay en la misma persona. El y Fernando Larruquet se asocian en 1964 para sentar las bases de la productora "Frontera Films" de Irun mediante la cual aparece Pelotari, un documental de once minutos que incluye los siete estilos de juego de la pelota vasca con el que ganan dos premios, el del Festival Internacional de Cine Documental de Bilbao y el de la mejor película deportiva de la Delegación Nacional de Educación Física y Deportes. Luego le sigue Alquezar, un documental sobre la Semana Santa en la serranía de Huesca. El éxito obtenido con ellos alentó al equipo Basterrechea-Larruquet a emprender la obra maestra de ambos, Ama Lur que fue estrenada fuera de concurso, en el Festival de Cine de Donostia-San Sebastián de 1968, después de dos años y medio de trabajo.



Pese al gran éxito con que se estrenó esta maravilla del documental europeo, la labor cinematográfica de Basterrechea no ha podido proseguir por el brillante camino marcado; los proyectos han tenido que ser postergados por falta de medios económicos. Así su proyecto de llevar al cine la leyenda de Teodosio de Goñi y la de filmar la vida del famoso explorador alavés Manuel Iradier. En octubre de 1970 viaja a México para presentar varias muestras de su obra escultórica junto con Remigio Mendiburu en la exposición de Artistas Vascos, llevando Ama Lur, como él dice, "bajo el brazo". Teodosio promete ser la culminación del obstinado trabajo de este artista de mil facetas que vive en la actualidad en Hondarribia, donde ha habilitado una exposición permanente de varias muestras de su quehacer y en la que recibe, en el verano de 1971, la noticia de ser el ganador de la II Bienal de Escultura de Donostia-San Sebastián (Homenaje a Pío Baroja).

IEZ

Idoia Estornés Zubizarreta
Carmen Izaga Sagardía


Lotutako berriak


Irudiak: