Auñamendi Eusko Entziklopedia
Fondo Bernardo Estornés Lasa

Buscador

Home > Auñamendi > PORTUGALETE

PORTUGALETE


toolbox

  • other languages:
  • escuchar
  • share

Arte

Iglesia de Santa María, ubicada en un corte de terreno sobre la ría, que Domingo Martínez refuerza entre 1662-1665 con paredón, sustento del mirador que se hace posteriormente. El templo actual data de la primera mitad del s. XVI, si bien en el s. XIV existía otra fábrica en el mismo solar que desapareció. Su construcción fue patrocinada por la institución de la villa y contó con el apoyo de particulares, que compraron capillas en la iglesia, y llevada a cabo por el cantero Juan de Garita. Planta de tres naves con capillas entre los contrafuertes sin crucero y con un solo ábside ochavado en la nave mayor, más alta que las laterales. La torre del s. XVII, se coloca a los pies y la sacristía en un lateral. Cubierta de crucería, con terceletes en la nave principal y cuatripartitas en las laterales, bóveda estrellada de seis puntas en el ábside y más complicadas en las capillas. Al interior se sustentan en pilares cilíndricos con finas columnillas adosadas que llevan bases y una faja de decoración vegetal a modo de capitel. Los arcos son apuntados, moldurados con baquetones. En alzado, destaca el triforio con vanos de remate conopial adornados con sencillas cardinas. Encima se abren vanos geminados y apuntados, que se continúan en el ábside. Coro alto a los pies, que sólo ocupaba la parte central y que en 1894 fue ampliado a los otros tramos en estilo neogótico para adaptarlo a la concepción espacial, por Julio Saracibar. Al exterior se manifiesta el escalonamiento de las naves y se colocan contrafuertes con arbotantes. Dos portadas acceden al templo. La situada del lado del Evangelio con arco de medio punto, lleva la firma del constructor: Garita. Ha perdido gran parte de la decoración existente, pero los altorrelieves que permanecen: bustos masculino y femenino, Dios Padre y máscaras y figuras monstruosas, permiten afirmar que el estilo está relacionado con el taller de Guiot de Beaugrant. La otra portada a los pies está cubierta por la torre-pórtico. Se realizó en 1681, siguiendo el diseño de la lateral pero con un estilo claramente renacentista de transición al herreriano. Lleva arco de medio punto sustentado por pilastras de orden toscano. Sobre é1, friso con triglifos y metopas y encima hornacina con una escultura de la Virgen. Torre de dos cuerpos trazada por Lucas Longa en 1689, y concluida en el cuerpo de campanas por Arróspide ya en el s. XVIII. En el cuerpo bajo se abren balcones adintelados moldurados con orejeras. El segundo cuerpo con gran friso, da acceso al campanario ochavado que tiene cúpula y linterna. Del lado del Evangelio, hay un predominio del estilo neogótico en la mazonería de los retablos, que en su mayor parte contienen imágenes modernas, excepto el Retablo de la Adoración de los Reyes con relieves manieristas, obra del círculo de los Beaugrant. Hay también una imagen barroca de Cristo en madera policromada. En el colateral, predomina también el neogótico, si bien hay un retablo manierista de la Capilla de Gorostiza. Va protegida por reja de un cuerpo sobre zócalo de piedra y crestería, con decoración manierista. Preside el templo un gran retablo de madera sin policromar en las calles laterales y dorada la central, trazado por Juan Imberto hacia 1539 y terminado en 1555. Pintado por Francisco Vázquez y esculpido por Juan de Ayala y Juan de Beaugrant. Consta de banco de piedra, tres pisos y tres calles con cuatro entrecalles resaltadas respecto a los tableros de las calles laterales donde se colocan, y flanqueadas por columnas que superponen los tres órdenes en altura. En ellas se acogen figuras de bulto redondo. En el zócalo, se labra la imagen del comitente, Lope García de Salazar, con el blasón de la familia. En el banco, los evangelistas y el Lavatorio y la Cena. La temática del resto del retablo versa sobre la infancia de Jesús y la vida de la Virgen, que lo preside en su primer piso. Es una escultura de Andra Mari gótica del s. XIV. En el coro, hay dos escudos: el de la villa y otro cuartelado con las armas de Piérola, Alda, Ortigosa y Bidaurre. El órgano realizado por Lino Uribarri es de estilo neogótico. En la sacristía, ampliada a comienzos del s. XX, se encuentra una cajonería de estilo neogótico, obra de Alberdi, Bengoechea y Compañía que hace también el mobiliario para el salón de actos. Se conserva un tríptico de Proovost, manierista flamenco, con los temas de la Ascensión, Coronación y Asunción. De esta misma escuela, se guarda en el despacho una pintura de la Coronación de María. En el Salón de Actos, hay un lienzo con el tema de San Sebastián curado por Santa Inés y una imagen moderna de San Roque. En cuanto al capítulo de orfebrería: cruz parroquial neogótica, crismeras de plata y una custodia de pie en sol, peruana, de hacia 1641. La iglesia ha sido declarada Monumento Nacional de Euskadi. El retablo fue restaurado entre 1986 y 1987. Convento de Santa Clara o de San Francisco, del s. XVII (1614). Ermita del Cristo del Portal. Ermita de la Virgen de La Guía, en el alto de Kanpanzar, límite con el municipio de Santurtzi; en ruinas. De origen desconocido, durante todo el s. XVII y buena parte del XVIII se registra en el rol de naves del puerto de Plentzia una embarcación con el nombre de «Nuestra Señora de la Guía». Celebra su fiesta el 1 de julio; antiguamente se celebraba romería, hoy en desuso. Respecto al arte civil destacan restos de murallas medievales; Casa Barrenetxea; Palacio del marqués del Puerto y la Torre de Salazar. Esta última es construcción de finales del s. XIV, coincidente con el definitivo establecimiento en Portugalete de una rama del linaje Salazar; ampliada por Lope García de Salazar, a mediados del s. XV. Heredada por su hijo Ochoa, preboste de Portugalete, fundó mayorazgo sobre ella y otros bienes. Habitada hasta los años treinta de este siglo, cayó posteriormente en abandono, habiendo sido restaurada actualmente. De época moderna destaca el Puente de Vizcaya. Puente transbordador de Las Arenas a Portugalete, obra máxima de Alberto de Palacio Elissague, principal discípulo de Eiffel en la Península, construido entre 1890 y 1893. Monumento a Víctor Chávarri: conjunto escultórico en mármol y bronce, obra de Miguel Blay entre 1901 y 1903. Fue premiado con la primera medalla de oro en la Exposición Internacional de París de 1905. «Burdinaren etxea», monumento escultórico, obra de Agustín Ibarrola (1989), en la rotonda de Ballonti.


Images

Our Sponsors