Auñamendi Eusko Entziklopedia
Fondo Bernardo Estornés Lasa

Buscador

Home > Auñamendi > OÑATI

OÑATI


toolbox

  • other languages:
  • escuchar
  • share

table of contents

Primera guerra carlista

Primera guerra carlista. En octubre del año 1833 estalla el primer conflicto armado carlista. El campesinado y gran parte de las clases urbanas bajas se adhieren al Carlismo en las provincias vascas, Cataluña y Aragón predominantemente. Se debatían temas como el foralismo, autonomía regional contra el estado liberal centralizador, formas de propiedad y formas de vida, así como cuestiones religiosas, dinásticas, etc. El que promueve este alzamiento en Oñati es Francisco José de Alzáa, el 8 de octubre de 1833, al grito de «a las armas, viva el rey D. Carlos». Después de la caída de Bilbao en manos de Sarsfield, el 25 de noviembre de 1833, cundió el desaliento entre las tropas vizcaínas y guipuzcoanas. Oñati fue el punto de concentración de las fuerzas carlistas de Álava, Gipuzkoa y Bizkaia, con sus jefes más prestigiosos, Zabala, Villarreal, La Torre, etc... Enterados Castañón y Lorenzo, proyectaron en combinación una maniobra que arrojase a los carlistas a Navarra. Ante este golpe la dispersión de los carlistas fue completa, entrando Lorenzo en Oñati con facilidad, sembrando el desaliento en este país que les era adicto. De todas maneras los carlistas volvían a rehacerse al poco tiempo. El dos de marzo de 1834 Espartero bate a los carlistas que viniendo perseguidos desde Bizkaia se encerraron en el pueblo en vez de apoderarse de las alturas de Oñati. Aunque Espartero se veía imposibilitado de destruirlos porque los carlistas, siempre fraccionados en partidas, sólo se reunían para dar una sorpresa a los liberales. La villa fue corte del Pretendiente. En la misma funcionó una fábrica de cañones y una maestranza y se tiró la «Gaceta» del Ejército Carlista. Tras los fusilamientos de Estella, en mayo de 1838 hubo disturbios anticortesanos en Oñati, donde grupos de paisanos gritaron «mueran los ojalateros y viva Carlos V». Espartero penetró en Oñati tres días antes del Abrazo de Bergara.

Idoia Estornés Zubizarreta
Ignacio Cendoya Echániz


Images

Our Sponsors