Auñamendi Eusko Entziklopedia
Fondo Bernardo Estornés Lasa

Buscador

Home > Auñamendi > Baiona. Historia

Baiona. Historia


toolbox

  • other languages:
  • escuchar
  • share

Edad Contemporánea, siglo XX


Conflicto con la iglesia

Las tres primeras leyes tendentes a limitar el poder de la Iglesia en Francia (1901, 1905 y 1906) causaron aún mucha más agitación que el caso Dreyfus. Las elecciones de abril de 1902 se produjeron bajo el signo de la ley de 1901 que prohibía ejercer la enseñanza a las congregaciones religiosas. Legrand, que quiere rehacer su carrera, se presenta como candidato moderado, opuesto al gobierno radical de Waldeck-Rousseau y partidario de dar un cerrojazo a la laicificación. Le apoyan fuerzas como el periódico ultra Semaine, el Courrier, el Démocrate de Bayonne y La Petite Gironde, los alcaldes de Biarritz, Anglet, Baiona, y hasta el, desde 1900, senador Haulon (centrista).

Un masón reconocido, Gaillard, es presentado por el pujante radicalismo bayonés. Este político bretón acusaba al gobierno en el que había participado Legrand, de ser duro con los pobres y agobiarlos con un servicio militar de tres años. Su postura contraria al proteccionismo atraía bastantes simpatías bayonesas, pero sobre todo la postura de su partido en el affaire Dreyfus le granjeaba el apoyo del potente núcleo israelita de Saint-Esprit (Delvaille, etcétera) y de los protestantes. Los socialistas presentarán esta vez al pintor Carles, secretario de la Federación Soc. de los Bajos Pirineos. Su mayor contingente es el Boucau y luego Biarritz y Baiona ya que el resto es un desierto industrial. Contó con La Voix du Peuple. Indecisos, según la coyuntura, los centristas de la Alliance Démocratique tienen voto libre. Fundado en 1892, Le Brülot Bayonnais, de tendencias anarquistas, hizo campaña por la laicificación dirigido por Pierre Riant. Al contrario de la mayoría de las ciudades, Baiona otorga su voto a los moderados:

LegrandGillardCarles
(mod.) (rad) (soc.)
Gran Baiona1.500 500 34
Pequeña Baiona740 289 32
Saint-Esprit839 656 25
Total3.079 1.445 91

En las elecciones municipales (1904), Pouzac es reelegido también con 2.600 votos contra 2.000. En diciembre de 1905 se promulga la ley de separación de la Iglesia y el Estado que Pío X condena excomulgando además a sus autores. El descontento comienza a exteriorizarse visiblemente en el país. Pero, sin duda, los mayores incidentes se producen al verificarse en 1906 los inventarios de bienes muebles de las iglesias. En Baiona [30 al 31 de enero] estuvo a punto de producirse un motín de católicos resultando diversos contusos y herido en el vientre el encargado del registro. Durante los dos primeros meses del año prosiguen en el resto del país los inventarios acogidos con hostilidad e incidentes cada vez mayores. En las urnas el descontento tuvo como consecuencia el nombramiento de un senador moderado -Gontaut-Biron-. Ante el peligro electoral, el ministro Clemenceau opta por suspender los inventarios.

En marzo, la llegada del nuevo obispo que sustituirá a Jauffret fallecido en junio de 1902, el landés bonapartista Gieure, constituye, dada la tensión del momento, un acontecimiento político. Partidario de una política clerical firme, pero sin llegar a la provocación, fue recibido en la estación por una multitud de católicos encabezados por el diputado Guichenné y demás jefes de oposición católica. Tanto Legrand como Pouzac no acudieron, pero, este último iluminó el ayuntamiento en señal de buena voluntad. Las elecciones de mayo dieron el triunfo al moderado Legrand, contra Brunet (radical), y Saubot y Dupy (socialistas):

LegrandBrunet Dupy
Gran Baiona1.295 608 6
Pequeña Baiona606 388 7
Saint-Esprit770 759 4
Total2.671 1.755 17

Muchos socialistas votaron radical por considerar inoportuna una candidatura propia. Un órgano para este movimiento, La Tribune Socialiste, fue creado este año. Tribuna saldrá regularmente hasta 1914. Mientras, el nuevo obispo procede a reorganizar su diócesis. El 7 de octubre de 1906 prohibe a sus sacerdotes que se afilien al movimiento Sillon y se muestra adversario del Patriote de Pon. Sillon, movimiento católico-republicano fundado en Francia por Marc Sangnier en 1894 a raíz del ralliement ordenado por León XIII y dotado de una mística tolstoísta de caridad, pudo haber constituido un primitivo núcleo de democracia-cristiana en el país. Los sillonistas vascos, jóvenes entusiastas en general, se agrupaban alrededor de Guichenné. Pero la muerte de León XIII y la llegada de Gieure detuvo en seco al movimiento.

Gieure quiso destituir al abate Pon, alma del periódico Patriote pero fue frenado desde el Vaticano que, más tarde, condenaba Sillon (agosto de 1910) y con ello toda posibilidad de constituir un movimiento demócrata-cristiano no sólo en el país sino en Francia entera. Mgr Gieure prefirió apoyar al periódico monárquico Mémorial y procedió a una férrea depuración de sillonistas en su diócesis. Consecuencia de esta toma de posición fue la introducción de la Action Française en el país, que, falto de otro medio de canalizar su descontento hacia la república radical y su apego a la tradición, acabó por suministrar importantes contingentes a esta organización neomonárquica francesa antiparlamentaria fundada por Daudet y Maurras en 1898 con ocasión del affaire Dreyfus.

En esta zona, Action fichó a nombres como d'Elbée, los Lacombes, Couderc de Fonlongue, Joseph Delest (Boucau), uno de los Laxague, uno de los Carrère, Samadet (Landas) y Nicolás de Arcangues, pariente del marqués. En el seminario de Baiona, el abate Eyherabide fomentó la creación de un grupo de Action que pronto se extendió a Belloc. Las medidas anticlericales del gobierno favorecieron también este viraje ya que el 18 de diciembre los alumnos y el personal del seminario de Baiona eran desalojados por la fuerza teniendo que trasladarse a Nay hasta 1914, y el 21 de diciembre, el obispo Gieure es obligado a abandonar el palacio arzobispal. La caza de sillonistas prosigue, sin embargo, hasta el advenimiento al pontificado de Benedicto XV aunque sus efectos marcaron profundamente al país.


Garat, primer alcalde radical

En la segunda vuelta de las elecciones municipales del 10 de mayo de 1908, tras reñidos comicios, Léo Pouzac es destronado de la alcaldía de Baiona dando paso a una mayoría radical-socialista. Desde esta fecha, salvo el sexenio 1919-1925, la administración bayonesa estará en manos del radicalismo, mientras el resto del país vota firmemente a las derechas. Factores importantes en estas elecciones fueron la creación por Garat del periódico Action Républicaine [Semaine apoya a Pouzac], el acuerdo tácito de los radicales con los socialistas del Dr. Elosu y el publicista Cabanes para derribar a Pouzac, y la temeraria formación de un comité monárquico-conservador que exortó a los suyos a no tomar parte en una lucha entre republicanos... A Garat le fue también valiosa su amistad y alianza política con el Presidente del Consejo, L. Barthou. Este mismo año desaparece el Avenir de Legrand y vuelve a aparecer el Eskualduna, cerrado desde 1904 [futuro Herria].

Garat dio gran impulso a la urbanización del barrio de Saint-Esprit y al ensanchamiento del puente que le une a la Gran Barona, ordenó el derribo de los viejos edificios de la Plaza Montaut y acabó el Hôtel des Postes. También bajo su administración se electrificaron los tranvías bayoneses, se demolió el Réduit y se construyó la plaza actual. En el terreno político, sigue en las primeras décadas de siglo la batalla por la escuela laica ya que el clero creó escuelas llamadas libres y el obispo condenó (1908) los manuales escolares estatales. En pro y en contra de las escuelas laicas, monárquicos y moderados -Legrand, Pradet-Balade y Gontaut-Biron- por un lado, republicanos de izquierda y de centro más socialistas -Faisans (centro), Catalogne (rad.) y Forsans (rad.)- por otro, se disputan tres sillones de senador el 3 de enero de 1909. Se repiten las incidencias y forcejeos entre clericales y anclericales: hay curas que expulsan de la iglesia a católicos republicanos [ej. a Blaise Guéraçague de Saint-Palais], anticlericales que no permiten que se coloque la estatua erigida al cardenal Lavigerie -que tardará aún veinte años en colocarse en el lugar que hoy ocupa-.

El obispo de Baiona es condenado [5, junio, 1909] a pagar una multa de 500 francos por el juez de instrucción Lespés -descendiente de Chaho- por haber amenazado de excomunión a los compradores de bienes eclesiásticos. El clero pide la devolución de éstos: el edificio del obispado, convertido en colegio femenino [hoy Escuela Nacional de Música], el Seminario [luego Cité Lahubiague], las rentas eclesiásticas, que el gobierno radical destina a obras de beneficencia, etc., bienes cuya sola enumeración cubre 33 páginas del Journal Officiel. Al otro lado de la frontera, tampoco el resto del país es ajeno a estas controversias. La laicificación de la sociedad es emprendida en España bajo el gobierno Canalejas (liberal) y diversos movimientos se manifiestan en el país en contra de ella. En marzo de 1910 tiene lugar un mitin en el frontón Euskalduna de Bilbao teniendo como oradores a Senante, Esteban Bilbao, Honorio V. Gamazo, etc. También los nacionalistas vascos celebran uno en el que toman la palabra Urízar, Urrengoechea, Orueta y Barriola.Luego los hay en Tolosa, Bermeo, Irún, etc. Los incidentes menudean, pues, en uno y otro lado del país, por lo que se llamó "ley del candado".

Las elecciones legislativas del 24 de abril de 1910 se desarrollan en este clima belicoso. A Garat, candidato radical se le reprocha la destrucción de las Allées Marines para instalar en ellas la vía férrea. Incluso el socialista Augey le pone el remoquete de "Abogado de la Compagnie du Midi". El Courrier, que desde el 1 de febrero de 1909 tiene un nuevo director, Foltzer, que anteriormente había comprado (1887) la imprenta Pays Basque, el Républicain Bayonnais (1890) y el Franco-Basque (1910), sostiene una áspera polémica con Semaine que le acusa de apoyar a Garat, polémica que cesa cuando el obispo obliga a Semaine a callar. Muchos católicos prefieren el Echo del republicano moderado Le Barillier, alcalde de Anglet, candidato también, periódico que acepta la separación del "trono y el altar" o el Patriote de Pon. Este año (1910) aparece el primer número de Sud-Ouest, rep. de izquierda. Los otros candidatos a diputados son Nicolás d'Arcaugues (Action Frangaise) y el biarrota André Augey (soc.). El triunfo corresponde al alcalde Garat.

Elecciones del 24 de Abril de 1910 a la Cámara
GaratLe BarillierArcanguesAugey
Gran Baiona1.320 609 250 31
Pequeña Baiona791 258 116 18
Saint-Esprit1.416 348 112 37
Total3.527 1.215 478 86

  • Las primeras huelgas de Baiona: 1908, 1910 y 1911

Mientras la burguesía de Baiona, escindida entre rep. moderados y radicales, lucha por el poder municipal y departamental, los primeros grupos de proletariado artesano-industrial de la ciudad y del vecino Boucau comienzan a manifestarse políticamente, como clase autónoma, dentro del movimiento socialista. En noviembre de 1908 tiene lugar la primera huelga bayonesa, en la que participan trabajadores del gremio de la sastrería. En octubre de 1910, son los ferroviarios: 15 cables telegráficos son cortados en la vía Baiona-Hendaya, otro en la bifurcación de Mousserolles...

Pero la primera huelga importante de la ciudad tiene lugar en 1911: es la larga huelga de los dockers u obreros portuarios, que abandonan el trabajo, forman piquetes de huelga y se manifiestan por las calles de la villa. El abogado Laval, que había acudido a Baiona a asumir la defensa de los obreros, es apedreado por los bayoneses bienpensantes. Se practican numerosas detenciones entre los huelguistas pero Garat no logra sofocar la protesta hasta que le es enviado un escuadrón de dragones desde Tarbes que desaloja a los dockers y que asume la normalización de la carga y descarga en el puerto. Este año, también hacen huelga los empleados de panadería. Luego los de ferrocarriles, correos, etc.


Período 1914-1918

Garat, reelegido, junto con Lacombe, los banqueros israelitas Frois, los abogados Weiller y Simonet, el Doctor Croste, con la oposición no sólo moderada y socialista, sino también de los radicales "puros" Ritou, Choribit y Pourquié, seguirá al frente de la ciudad durante toda la guerra, salvo cuando él mismo fue en misión [sept. 1915] a Salónica. En vísperas de la guerra, al margen del clima de apaciguamiento que comienza a extenderse en Francia, en el país vasco las rencillas continúan. El 2 de marzo de 1914 se pone la primera piedra del nuevo Seminario. El presbiterio de Saint-Etienne es disputado entre el cura y la municipalidad. Se crea un Club de Librepensadores al que pertenece un miembro del ayuntamiento, M. Grénade. El obispo condena un nuevo baile, el tango, y un nuevo movimiento, el scoutismo, por su origen protestante. Pero mientras en la mayoría de las ciudades las procesiones están prohibidas, Garat, obtiene muchos votos católicos permitiendo que discurran tranquilamente por las calles bayonesas. En las elecciones de 1914, Baiona, que sigue siendo una ciudad que ignora la gran industria, vota a Garat mientras que los que le reprochan la represión de la huelga de los dockers vota al entonces radical Castagnet. Los moderados no se presentan ya que, las clases medias de esta ciudad, aunque en su mayoría creyentes, votan para que "el cura permanezca en su lugar", o sea, vota radical:

Garat
(rad.)
Castagnet
(rad-soc.)
Gran Baiona1.377 185
Pequeña Baiona845 115
Saint-Esprit1.272 276
Total 3.494 575

En estas elecciones surje la figura de Ybarnégaray, abogado, alcalde de Uhart-Cize, que bajo la etiqueta que él mismo se coloca de "republicano independiente" y de "católico ante todo", aprovecha la retirada de Pradet-Balade para hacerse con el nombramiento de diputado por la Baja Navarra y Zuberoa, mientras otro católico, pero de muy distinto signo y comportamiento personal, Guichenné, sale elegido en Lapurdi. Un pelotari, de Urruña, Sorçabal, llamado Dongaitz, fue candidato socialista. Resta a decir de este periodo que, salvo la enorme sangría humana que representó la guerra del 14 para el país -7.000 vidas aproximadamente-Baiona apenas sufrió el cañoneo de las Forjas del Boucau por un submarino alemán y la explosión del polvorín de Blancpignon. Los americanos establecieron sus cuarteles en el campo de San León por lo que fue llamado entonces "Campo Wilson". Dos placas del monumento conmemorativo recuerdan la estancia de la legión polaca y de los voluntarios checos. El 49 regimiento se distinguió en el campo de batalla. Vizcaya suministró mineral a las Forjas del Adur.


Años de entreguerra

Garat e Ybarnégaray frente a frente. Muchos vascos de más de 30 años creyeron que al volver de la guerra, se reemprendería la batalla anti o pro-clerical, como antes de 1914. Pero el norte de la política francesa se ha desplazado ya hacia otros derroteros. La guerra ha despertado en Francia un enorme sentimiento de lo nacional -unión sagrada, espíritu de ancien combattant-. Por otra parte la izquierda francesa de la posguerra ya no es sólo el radicalismo anticlerical sino una serie de movimientos cuyo lema es lo social. Debido a la inexistencia de un proletariado propiamente tal, a excepción del surgido en el Boucau, y al fracaso del catolicismo democrático por el aplastamiento del movimiento Sillon, el país conoce a la posguerra una hipertrofia política, cuyos frutos, no tardarán en recoger hombres como Ybarnégaray y movimientos tales como la Action Française, Croix-de-Feu, etc.

A pesar de la desaparición de Semaine (1918) y la existencia en el Boucau de un pequeño grupo PCF (1920), Baiona y el resto del país "aparecen en conjunto como bastiones de resistencia al empuje socializante. Lejos del socialismo cristiano o de la democracia cristiana particularmente débil aquí hasta 1939, este viejo país católico permanece moderado a ultranza; en la misma Baiona, la lucha entre izquierdas y derechas no favorece al radicalismo sino en la medida en que Joseph Garat se asegura una situación personal bastante fuerte [Cuzacq: Les élections..., 1919 - 1939). Pero, con Ybarnégaray al acecho, la estrella de Garat conocerá diversos sobresaltos. El bajonavarro, al que apoya gran parte del clero, se busca la alianza de Guichenmé y la del ex-radical Choribit con las que logra, en un golpe de sorpresa, hacerse con las elecciones de la Cámara de 1919. Incluso en Baiona, vence a Garat a pesar de contar éste con Hirigoyen de Ustaritz y el Doctor Casamayor de Planta:

Ybarnég. GaratSocialistas
Gran Baiona1.260 750 120
Pequeña Baiona540 400 80
Saint-Esprit700 500 250
Votos 2.500 1.650 450

Después de esto, Garat no se presenta a elecciones municipales con lo que Baiona escoge por alcalde a Castagnet (10 de dic.), el hombre que reestructurará las murallas de Vauban y colocará el monumento del 14-18. Durante la ausencia de Garat, Action Française acrecentará sus partidarios en el país. Su sede estará en San Juan de Luz y el mayor número de simpatizantes en Baiona se centrará en el convento de capuchinos. Pero en 1924, año del triunfo del cartel de izquierdas en Francia, a pesar de salir Ybarnégaray nuevamente elegido diputado, Garat obtiene un triunfo local que le animará a presentarse en 1925. Ybarnégaray ha ganado, sin embargo, más votos que la vez anterior. A pesar de su revés bayonés, el 26 de octubre de 1924 tiene lugar en Baiona un mitin de extrema derecha al que acuden varios miles de personas (15.000?). Hablan a la concurrencia Mgr Gieure y el abate Bergey, diputado de la Gironda. El mitin se repite en 1925. Hablan Mgr Gieure, Charost, el alcalde Istillart y el diputado Ybarnégaray, hombres que en noviembre constituyen la Union Catholique.

El 1 de enero de este año, el Courrier es comprado por Jean de l'Espée, contrario a la política de Hérriot. El 3 de mayo de 1925, Garat, con el voto de socialistas y comunistas, recupera la alcaldía a la que es llevado en hombros por sus partidarios. Otro golpe antifascista: Pio XI condena, el 20 de diciembre de 1926, a la Action Frangaise. Mgr Gieure promulga entonces la condena y efectúa diversas purgas en su diócesis. También suspende el periódico Argia. Pero, para desgracia del país, la condena viene tarde y esta ultra derecha católica, sin opción política, proseguirá su marcha favorecida por el crecimiento internacional de los totalitarismos. El Courrier sostuvo, por ejemplo, hasta el final a la Action. En las elecciones legislativas de abril de 1928, Ybarnégaray vuelve a ganar en la Baja Navarra y Zuberoa. En el segundo distrito bayonés sale elegido Lissar que se había negado a ir en la lista del primero, y en el primer distrito, Garat bate al ex-radical Castagnet, republicano moderado ahora, al que apoyaban Ybarnégaray y la Action Française.

Elecciones Legislativas del 22-4-1928: Baiona
GaratCastag. Social. Comun.
Gran Baiona1.183 1.407 101 75
Pequeña Baiona710 534 67 54
Saint-Esprit1.265 747 161 104
Total3.158 2.688 329 233

En estas elecciones se acusó a Garat de haber hecho votar a los ancianos del Asilo. Por la derecha, los seminaristas fueron cogidos in-fraganti cuando votaban por segunda vez... El obispo echó la culpa al ecónomo, Durquet, pero Garat, cuya política era de aproximación a la derecha católica bayonesa, consiguió echar tierra al asunto, con lo que en las elecciones municipales de 1929 pudo contar con la benevolencia episcopal y prescindir de los socialistas con los que rompe. Por 3.784 votos contra 2.152 de Béhotéguy (candidato de derecha) 1.529 de los socialistas, gana la lista de Garat que consta de las siguientes personas: Simonet (abogado), Morel (dentista), Lacouture (periodista), Duclerc, Rectoran (poeta), Anatol, Forsans (comerciante), Fraisse (cristalero), Weiller (abogado), Andebert (farmacéutico), Benjamín Gómez (arquitecto israelita). Pero la estrella de Garat comienza a palidecer hacia los años 30. la gran inflacción, el paro forzoso y su distanciamiento de los socialistas, le enajenan el voto de las izquierdas. Por otra parte, en las elecciones de 1932, frente a Garat se presenta otro radical, René Delzangles, al que apoyan centristas y derechas bayonesas. Garat pierde en el campo; en la ciudad gana pero dificultosamente:

GaratDelzanglesSocial. Comun.
Gran Baiona1.412 1.243 249 76
Pequeña Baiona760 414 208 44
Saint-Esprit1.325 535 514 139
Total3.497 2.192 971 259


Caída de Garat

Una enorme estafa cometida por un ruso judío nacido en 1886, Stavisky, encargado del Crédito Municipal de Baiona, acabó con la carrera política de Garat. Stavisky multiplicó los bonos fraudulentos con lo que, al descubrirse la verdad y suicidarse el estafador, diversos acreedores bayoneses y franceses quedaron en la calle. El asunto no hubiera revasado en otras circunstancias el ámbito local, pero tanto Cruces de Fuego como Action Française, Solidarité Française, ex-combatientes, y sobre todo Ybarnégaray, se apoderaron de él haciéndole tomar proporciones gigantescas. El juez de instrucción, Uhalt, saltó a primera plana de los periódicos. El 7 de enero de 1934, Garat ingresaba en la prisión de Saint-Esprit sin sospechar que no iba a salir de ella en dos años.

En París, una crisis ministerial daba paso [6-11-1934] al gabinete Daladier y a las sangrientas jornadas del 5 y 6 de febrero en las que una multitud convocada por las ligas patrióticas fue disuelta a tiros cuando amenazaba invadir el palacio Borbón [16 muertos y más de 2.000 heridos, en especial agentes del orden]. Ybarnégaray hizo dimitir a Daladier a pesar de contar con la mayoría de la Cámara dando paso al nuevo gabinete Doumergue. Como respuesta a la intentona de Ybarnégaray, toda la izquierda, desde radicales hasta comunistas, contesta con una huelga general y una manifestación enorme ea las principales ciudades (12 febrero), anticipo del Frente Popular. Lo ocurrido en Alemania en enero de 1933 sirve de escarmiento a las masas bajadas a la calle. Pero la municipalidad bayonesa tuvo que dimitir. Los enemigos de Garat se mofan de la ciudad llamándola Lapurdum, lugar de ladrones, reavivando una vieja etimología. A Garat, víctima expiatoria sacrificada para saciar a las derechas, le sucede en el liderato político un viejo radical, Simonet, que no puede evitar que, en las elecciones del 18 de febrero, centro y derecha batan por escasos votos a toda la izquierda junta, que marcha desunida a los comicios.

Después de varias vueltas, sale Lafourcade, centrista. La izquierda, que abandona el consejo municipal, constituye un Comité de Vigilancia Antifascista. El 5 de abril, 3.000 manifestantes furiosos tratan de impedir que Ybarnégaray tome la palabra en el Teatro Municipal contra los responsables de la estafa Stavisky. Los choques entre los Cruces de Fuego de Ybarnégaray y los bayoneses revistieron caracteres de gravedad. A comienzos de 1936, Garat era condenado por la Court d'assises del Sena a los dos años ya transcurridos en la cárcel. Pero a pesar de persistir la agitación, el viejo Garat apenas cuenta ya con adherentes, llegando a morir, completamente olvidado, en 1944.


El alcalde Simonet

Prefigurando lo que ha de ser el Frente Popular Francés constituido el 14 de julio de 1935 para cerrar filas ante el peligro fascista, las izquierdas bayonesas se presentan coaligadas a las elecciones de 1935 y 1936. Los radicales vuelven al poder en la alcaldía bayonesa gracias a los votos socialistas y comunistas de los que ya no podrán prescindir. Así es como, el 13 de mayo de 1935, la lista del abogado radical Simonet triunfa sobre la de Lafourcade. Pero, a pesar de contar con el apoyo del jefe sindica Désarménieu, en las elecciones para la Cámara del 26 de abril de 1936, Simonet es derrotado por el también radical, pero de matiz más derechista, Delzangles. Garat intentó presentarse pero tuvo que desistir por la falta de apoyo. Un israelita millonario, Fernand Corcos, antifascista militante obtuvo una elevada serie de votos. Por el P. C. se presenta Barroumes y por el P. siglo Cacarrier. Es interesante observar el abanico de votantes en esta fecha crucial:

Delzan. SimonetCorcosCaca rrierBarr.
G. Baiona1.870 872 283 79 206
P. Baiona606 583 115 35 101
S-Esprit869 985 300 126 403
Votos 3.345 2.440 698 240 710

En la segunda vuelta Delzangles bate a Simonet por 3.658 contra 3.975. En general, puede decirse, que cuando los primeros refugiados de la guerra que destrozaba al país al otro lado del Bidasoa, aparecen en Baiona, [siendo alojados en Beyries] donde establecen, desde 1937 una delegación del Gobierno Vasco, Bajos Pirineos es el departamento situado más a la derecha del hexágono. Ello a pesar del crecimiento socialista en todo el estado francés. En octubre de 1937, Ybarnégaray constituye en la Cámara de diputados un grupo pro-fascista opuesto al Intergrupo de defensa de las libertades republicanas.


Bajo la ocupación alemana

En mayo de 1940 las tropas alemanas inician la invasión de Francia. Baiona, como la mayor parte del País Vasco francés, cae en zona ocupada, lo cual significa ocupación de los locales de los periódicos, cristales pintados de azul, omnipotencia de la Gestapo, recelo entre los mismos bayoneses, restricciones, cartillas, colas, etc. Un profesor de la universidad de Strasburgo, Mgr. Vansteenberghe, ocupa la sede del obispado desde 1939. Opuesto al nazismo y apoyado por una minoría del clero, Vansteenberghe impuso una intencionada oración "Contra paganos" en las misas de su diócesis y niega su autorización a que los ocupantes digan sus oficios en la catedral.

Esto le valió, en 1942, la suspensión del Boletín diocesano. La Resistencia contó en nuestra ciudad con bien pocos nombres, apenas algunos más que los del canónigo Borthayre -párroco de St.-Bernard, en contacto con los obreros del Boucau-, Pierre Laffitte, Paul Etchamendy y el futuro alcalde de la ciudad, el bajo-navarra J. P. Brana. La Gestapo tuvo como cuartel general la villa "Monte Carmelo" y el Museo Bonnat, cuya colección estuvo a punto de desaparecer, albergó al servicio de avituallamiento.


Liberación de Baiona

Desde el 11 de junio de 1941, cupo a Marcel Ribeton la ingrata tarea de administrar la ciudad durante el periodo de ocupación. El 23 de agosto del verano de 1944, el radical Labourdique anunciaba desde el balcón del ayuntamiento el fin del mismo. Hubo numerosas personas arrestadas en el Polo de Beyries, pero, apenas llegó a una docena el número de condenados a muerte a diferencia de lo ocurrido en otros lugares evacuados por los nazis [el socialista Bidegaray fue confinado en Bidache; secuestrado en un automóvil por un grupo de desconocidos, su cadáver fue hallado en la carretera al día siguiente]. Una primera reorganización de emergencia fue asumida por un Comité Municipal de la Liberación con Jean Labourdique. Todos los viejos partidos, salvo la antigua derecha, vuelven a aparecer. Nuevos órganos de prensa, antiguos periódicos remozados, los diarios y revistas se multiplican.

Aparece La Résistance Républicaine de la que se separan los radicales Hiriart y Lacouture más adelante, para crear el Républicain du Sud-Ouest con el Sud-Ouest. En las elecciones municipales del 18 de abril de 1945, un radical-socialista, el bajo-navarra J. P. Brana, es elegido alcalde de la ciudad. Este laureado ex-combatiente, antifascista detenido por la Gestapo, administrará la ciudad hasta 1947 en que le sustituye Delay. En cuanto a Ybarnégaray, que en junio de 1940 fue ministro de Pétain, pero, hostil a los alemanes, fue deportado por éstos al Tirol, el Tribunal de la Liberación lo absolvió pero su vida política -salvo una reaparición en 1951- se hundió definitivamente. Incluso fue herido gravemente por un grupo de refugiados de la guerra de España, al intentar dirigirse al público en Pau.


La guerra de Argelia

La sublevación de los patriotas argelinos se inicia el día de Todos los Santos de 1954. Durante más de tres años la progresión de la rebelión irá corroyendo los fundamentos de los pilares de la política francesa tradicional, hasta determinar la caída de la IV República (1958). En nuestro país, la guerra de Argelia apenas será sentida en carne propia salvo escasas excepciones. Tres campos bien delimitados llegarán a distinguirse: el de la gran mayoría o campo de los indiferentes, el de una minoría de nacionalistas franceses, generalmente militares, campo reforzado por la guarnición de paracaidistas de Baiona y los progresivos contingentes de repatriados, y, finalmente, el campo de los nacionalistas vascos, defensores del derecho a la autodeterminación de los pueblos y por tanto propugnadores de una Argelia argelina. La masa de los indiferentes, de la gente que no quiere ni complicaciones ni guerras, se acogerá al manto protector del general de Gaulle, pasando a constituir, con el tiempo, su clientela más fiel.

Así muchos de los que acudieron por inercia a votar por el católico de derechas, Etienne Ribeton [hijo del alcalde de Baiona durante la ocupación alemana], o por el MRP comandante Poirier, o incluso por Graciannette, el socialista, constituyen entonces la mayoría, que llamaríamos silenciosa, seguidora del general. La derecha tradicional bayonesa se disuelve a finales de la década de los 50; otro tanto puede decirse de los viejos radicales. Queda un MRP fácilmente transvasable... y el gaullismo. El proceso se acelera a partir de la sublevación de los pied-noir, el 13 de mayo de 1958. No faltan incidentes. En Baiona, una bomba de plástico estalla en la subprefectura causando grandes destrozos. Se rumorea la formación de un Comité Bayonés pro Argelia Francesa clandestino... Pero las elecciones senatoriales (8 junio 1958) demuestran que, fuera de los paras, de algún cliente de Tixier o algún coronel Thomazo, Argelia sigue estando lejos, ya que Errecart (M.R.P.), apoyado por Herria y por Basque-Eclair obtiene una mayoría de votos de diversas procedencias.

El 27 de mayo de 1958, 80 políticos vascos firman una moción que ha de ser entregada en la subprefectura, y en la que se pide que de Gaulle asuma la dirección de la zarandeada nave francesa. Entre los firmantes, hay un buen número de bayoneses: Autey, Bielle, Delatour, Clemente, Hubert, Garat, Garrot, Roger, Marcel, Prévost, Rangotte, Ribeton, Rouel, Jean, Joubert, Georges, Nadouze, Mugica, Schuerer, Suares, Simon, Veysset y Tardits. Comunistas y organizaciones sindicales, opuestos al general pero partidarios de la autodeterminación de Argelia quedan en estos momentos un tanto fuera de juego. El plebiscito del 28 de Septiembre de 1958 que legitimaría la instauración de la 5.ª Rep. (20.938 inscritos, 17.370 votantes), otorga un sí masivo al general:

No
Gran Baiona7.596 809
Pequeña Baiona2.866 364
Saint-Esprit4.784 1.068
Total 15.246 2.241

En 1959 entran a gobernar en la comuna bayonesa hombres principalmente centristas más algún radical, MRP, o gaullista de derechas. En las elecciones municipales del 8 al 15 de marzo es elegido alcalde el centrista Doctor Grenet, presidente del Aviron, con Forsans por primer adjunto y Gaudeul, Pras, Darrigrand, Biatarana, Dagonet como adjuntos. He aquí el resultado de los escrutinios:

Lista Grenet (Centro) 7.018 votos
Lista Thomazo (UNR todavía) 4.843 votos
Lista socialista2.242votos
Lista comunista1.849 votos

Los resultados de la segunda vuelta favorecen a Grenet en un 80%.

Lista Grenet10.940 votos
Lista comunista2.504 votos

El 16 de septiembre de 1959 de Gaulle propone la autodeterminación de Argelia con lo que los franceses residentes en ella se sienten abandonados. Thomazo y otros gaullistas bayoneses rompen con el general. En vísperas del referéndum de 1961, los periódicos de la ciudad y aledaños toman partido: el Courrier y el Sud-Ouest apoyan a de Gaulle en su decisión de abandonar Argelia, pero Cóte-Basque-Soir se pronuncia por la permanencia francesa en tierras africanas, así como Le Soir de Bayonne de Guy Petit y el Espoir desde cuyas columnas Tixier-Vignancour clamaba su indignación. Los paras impidieron que un coronel MRP hablara sobre la cuestión argelina en un cine bayonés [12-X-60]. El 3 de diciembre la policía efectúa registros en los domicilios de varios sospechosos: Bouttes [un repatriado], el coronel Cazenave, el coronel Sury d'Aspremont, el coronel Thomazo... El decisivo referéndum del 8 de enero de 1961 sobre la autodeterminación argelina dio el siguiente resultado:

2.725 votos(73 %)
No3.654 votos(21,30 %)

Tanto Baiona como el resto de Iparralde vota aún coyunturalmente al gaullismo pero sigue prefiriendo a sus candidatos centristas. En este referéndum, de Gaulle será votado por individuos procedentes de campos diversos y hasta encontrados: clero, inclinado hacia el general por su ayuda a la enseñanza llamada libre [ley Barange], nacionalistas vascos simpatizantes con el FLN, intelectuales de izquierda seguidores del manifiesto de Sartre, católicos en la línea de Témoinage Chrétien... Junto a la derecha patriótica, y a los repatriados, un buen contingente de radicales, temerosos de futuras socializaciones, constituirá una nueva derecha enemiga del general, fenómeno bayonés que altera la vieja antinomia ciudad izquierdista-campo conservador.

Mientras en todo el territorio francés, el sí obtiene un 75,25 % de votos y en los Bajos Pirineos un 83,18 %, Baiona proporciona un circunspecto 73 %. Lo cual no es óbice para que una convocatoria de Tixier-Vignancour (julio de 1961) pro Argelia francesa, apenas reuniera más de 150 personas contando a los coroneles Thomazo, Cazenave y Dutey-Harispe. El 20 de mayo se abre la conferencia de Evian que en marzo de 1962 otorga la independencia a Argelia. En 1965, la Asociación de Franceses Repatriados de Argelia contaba con 1.000 afiliados sólo en Baiona, aproximadamente un 2,6 % de su población total.


Década 1960-1970

Es a fines de la década de los 50 -salva la excepción Ospital-Légasse de los años 4O- cuando puede hablarse ya de una firme corriente nacionalista vasca en el norte del País, corriente que, falta aún de una organización propia, se encuadra y vierte sus votos al MRP [Ospital, autonomista, obtuvo en 1945, 57 votos en Baiona]. Escogen como órgano de prensa al Basque-Eclair, sección vasca del Eclair-Pyrénnées que a la Liberación había ocupado el lugar del Patriote de Pon. En Basque-Eclair, iniciado en 1953, sostienen vivas polémicas Legarralde y Roca-Serra (Pariseko-Chouria), en los años 1957 y 1958. Tanto Garat en el Côte-Basque-Soir, como Tixier-Vignancour en L'Espoir y Jean de l'Espée en el Courrier apuntan sus dardos hacia este periódico de tendencia MRP dirigido por Lanusse-Cazale.

Pero cuando verdaderamente este movimiento toma cuerpo es a partir del año 1960, año en que aparece el periódico Enbata en el que escriben los que serán fundadores del movimiento de este nombre (Itxassou, 1963). La progresión electoral de esta organización joven -en país viejo, desertado por los jóvenes-, es lenta. En las elecciones legislativas de 1967, obtiene en todo el país 5.098 votos, aproximadamente el 5 % de los votos vascos. El resultado en la circunscripción de Baiona fue:

MarieGrenetHaran
UDRCentroEnbata
32.282 28.575 3.156

En Baiona (ciudad), de 18.992 votos registrados, 739 fueron para Haran, o sea un 3,89 %. En los cantones que componen el país, Enbata obtuvo: Biarritz 4,1 %, Bidache 2,7 %, Espelette 3,1 %, Hasparren 2,3 %, Iholdy 2,8, Labastide-C. 3,1 %, Mauleon 9,3, Baigorry 6,1 %, Saint-Jean de Luz 6,3 %, sigloJ. de Pie de Puerto 2,5, Saint-Palais 4,3 %, Tardets 10,5, Ustaritz 7,1 %. Es a partir de estas elecciones cuando el elector vasco votará masivamente a la mayoría gubernamental. En el referéndum de abril de 1969 en el que De Gaulle ofrecía a votación una peculiar regionalización y la reforma del senado o, en caso de perder (lo que ocurrió), el abandono del poder, el país votó a favor del general por 61.934 votos contra 36.874, con la única excepción de Baiona y Biarritz. He aquí los votos de Baiona:

No
8.756 10.254

Sería interesante averiguar cuáles fueron exactamente las razones de este no ya que en las elecciones presidenciales de junio, la ciudad votó gaullista:

Pompidou (UDR) 8.319 votos
Poher (centro) 5.785 votos
Duclos (comun.) 2.648 votos
Deferre (soc.) 964 votos
Rocard (PSU) 682 votos
Krivine (trosk.) 196 votos
Ducatel (indepen.) 168 votos

En los últimos años las calles silenciosas de la vieja y romántica Baiona -ciudad de exilio- han recobrado una animación sin precedentes desde el affaire Stavisky. Enbata ha salido a la calle. La huelga de hambre de 1970 dura, aproximadamente 12 días. Apoyan al movimiento, en sus inicios, un bretón, miembros del PSV y del PS. Comienza el 20 de marzo en el ayuntamiento de la ciudad, sigue en la sede de Enbata y se instala finalmente en la catedral. En el transcurso de los días, apoyan la huelga la CFDT, clero de la catedral y grupos de izquierda y católicos. El Consejo de Ministros del miércoles da fin a la situación cuando ya los tres últimos huelguistas son hospitalizados. Tanto la ORTF como "Le Monde" han presentado a Baiona en primera página de actualidad. Mientras tanto, cabe preguntarse, ¿cuál es el destino de esta pequeña burguesía marginal de un hexágono francés férreamente centralizado, eminentemente comercial aún, sumida en un letargo económico y político agravado por el escaso dinamismo del entorno rural -pequeña agricultura poco rentable salvo ensayos valiosos de racionalización (Lur-Berri), subsidiaria, en cuanto a decisión política, de la gran burguesía francesa a la que presta un apoyo tan temeroso -temor a la izquierda socialista, temor a lo desconocido- como poco entusiasta?

Idoia Estornés Zubizarreta


Images

Our Sponsors