Auñamendi Eusko Entziklopedia
Fondo Bernardo Estornés Lasa

Buscador

Home > Auñamendi > BACALAO

BACALAO


toolbox

  • other languages:
  • escuchar
  • share

Historia

Pesca del bacalao. Un cierto número de pescadores fue a la pesca del bacalao, especialmente a Terranova y sus aledaños, cuando los pescadores desviaron su principal esfera de acción que estaba entre Groenlandia y Spitzberg. Los pescadores de San Sebastián fueron a Terranova hacia 1526; los de Orio, ya lo hacían en 1530, y los de Zarauz en 1545· No hay datos sobre los de Fuenterrabía y otros puertos vascos. La época de esplendor de la pesca del bacalao, que sucede a la de la ballena, engloba el s. XVI y el XVII. En 1512 se hablaba en Bayona de ir a pescar «a los Terres Nabes» como la cosa más natural del mundo. En 1574 -dice E. de Gandía-, Cristóbal de Barros atestiguaba que las naos que van a la pesquería de bacallaos a Terranova parten de esta costa en fin de marzo y principio de abril y vuelven a ella a mediado de septiembre y en octubre. El mejor bacalao era el que se pescaba entre el mes de marzo y fines de junio. Desde Pasajes y otros puertos vascos, los bacalaos y grasas de ballena eran remitidos a Castilla y Aragón y hasta a Inglaterra y los Países Bajos. Los tripulantes de cada barco cumplían una labor extremadamente dura: pesca, decapitación de los bacalaos, apertura en canal, salazón y saquería. Muchas veces algunos de estos trabajos se realizaban en el mar. Lo común era que tuviesen lugar en la costa de Terranova: Plasencia, Cabo Raze, Bahía de los Expertos, Cabo Bretón, Bella Isla, Islas Fougues y de San Pedro. Los principales criaderos atlánticos de pescado eran: el banco de Terranova, a unas veinticinco leguas de la costa, treinta brazas de profundidad y mil ochocientas sesenta millas de nuestra costa; el banco Rockall, a unas cuatrocientas ochenta millas; el banco Parcupine, a unas seiscientas quince; el banco Great y Little Sole, a unas doscientas de Inglaterra y Normandía. Incluso se ha venido pescando bacalao desde Normandía hasta Galicia. En cada nave destinada a la pesca del bacalao embarcaban unos veinticinco hombres. Las naves, por lo común, eran de unas ciento cincuenta toneladas. Cuando contaban cien toneladas los hombres no podían pasar de veinte, y si descendía a las veinticinco toneladas los tripulantes eran de doce a diecisiete. La mayor intensidad de la pesca del bacalao tiene lugar a principios del s. XVI. Estas expediciones pesqueras adquirieron celebridad a raíz de la aventura del donostiarra Juan de Echaide. Los pescadores laburdinos conocieron Terranova por lo menos desde 1412. La pesca dio lugar a pugnas con pescadores, incluso vascos,bajo diferentes banderas estatales, motivando arbitrajes muy discutidos por las partes interesadas. Sobre las condiciones en que se reclutaba una tripulación para la pesca de la ballena puede verse un documento de contratación de 1583 en «Revista Internacional de Estudios Vascos», 1928, pp. 622-636. Para solucionar el problema de la salazón y del secado de los bacalaos que no se podían verificar a bordo de las embarcaciones, los pescadores se vieron en la necesidad de establecer instalaciones fijas sobre vastas extensiones. Los pescadores vascos del s. XV se instalan primero en la costa oriental de Terranova, después en la meridional, donde existían grandes playas. Se calculan en 900.000 quintales de bacalao los que se recibían solamente en el puerto de Pasajes procedentes de Terranova. En San Juan de Luz, la pesca del bacalao era todavía activa a principios del s. XVIII: en 1732, este puerto armaba todavía de 60 a 70 bacaladeros. Pero la guerra de Sucesión y sobre todo la de los Siete Años le fueron nefastas: hacia 1775 San Juan de Luz no tenía más de una docena de barcos armados para la pesca en Saint-Pierre y Miquelon. Bajo Luis XVI, gracias al estímulo real, ésta revivió considerablemente y en 1786 Bayona y San Juan de Luz armaban conjuntamente 40 bacaladeros. Pero en el s. XIX la decadencia iba a ser irremediable. La presencia y estancia de los vascos en Terranova ha dejado su huella en nombres de lugar como Biscay Bay, Placentia, Placentia Junction y Port aux Basques. El P. Paul cita en 1632 estos otros topónimos: Portuchoa, Ophorportu, Ulicillo, L'Echaf- faud-aux-Basques. En una información testifical hecha en San Sebastián en 1697, ante su alcalde y juez ordinario, capitán Nicolás de Egoabil, declara el capitán Martín de Zapiain que tanto él como sus paisanos entraban libremente en Terranova y entre otros puertos en Petit-Placencia, Burca-Chumea, Burca-andia, San Lorenzo Chumea, Miquele-Portu, Chasco-Portu, Señoría y Echaide-Portu.

Véase GURTUBAY ZUBERO, Simón.

Bernardo Estornés Lasa
Mariano Estornés Lasa


Images

Our Sponsors