Auñamendi Eusko Entziklopedia
Fondo Bernardo Estornés Lasa

Buscador

Home > Auñamendi > Lesaka

Lesaka


HISTORIA


Prehistoria

En su término se halla la estación prehistórica del monte Agiña con varios cromlechs y un dolmen.


Edad Media

Primeras noticias

Es una de las cinco villas de la montaña, agrupación compuesta de las de Aranaz, Echalar, Lesaca, Vera y Yanci, calificadas todas ellas como fronterizas y que jugaron papel importante en las guerras con Guipúzcoa, tan minuciosamente detalladas por el maestro Campión en sus interesantísimas Euskarianas (varias series). Su nombre aparece citado en el Fuero otorgado en 1203 por Alfonso VIII de Castilla a Hondarribia (Fuenterrabía), como término lindante al concedido a la villa marinera. Su puerto de Endara (Monzón) sirvió a las mercancías navarras que se dirigían al mar vía Hondarribia.

Ferrerías medievales

De 1320 data un poder otorgado a Juan Pérez, señor de la ferrería de Goicain, y a Martín Miguel de Goizueta por las ferrerías de Lesaca, resto de las Cinco Villas y Anizlarrea para elevar al rey ciertas súplicas relacionadas con su oficio.

De señorial a realengo

Perteneciendo a Corbarán de Lehet, alférez de Navarra, pasó, no sin altibajos, a manos del Rey. En 1351 se leyó en el palacio de San Gregorio de Pamplona una relación de Johan de Baillarin, portero real, que pasó a Lesaca a embargar la villa y sus pertenencias como bienes pertenecientes a doña Sancha Baillés y a don Johan Corbarán, a instancias de Johan Vélez de Guevara; pero los de la villa le hicieron saber que no conocían otro seynnor rey ni gouernador sino al dicho don Johan Corbaran, que no le quisieron lexar fer la dicha execucion, ante sino por ver guenqa del dicho Johan Velaz que le darian muchas lança das. Preguntado sobre esto dicho Corbarán, que se encontraba allí, y si aprobaba lo hecho por los de Lesaca, contestó que esta villa y Vera pertenecían al rey, a quien debían obedecer, et que le pesaua de la grant folia et desconocimiento que los dichos de la tierra fecho et dicho auian, et como eillos sean gentes rusticas et quasi saluages et no sabian que se dizian, que pidia merced por eillos al seynnor rey que los perdonase, no habiéndose resuelto todavía el negocio (Comptos., Reg. 557, fols. 275 r. - 288 r.).

El infante Don Luis, hermano de Don Carlos II, mandaba dar 10 cahices de trigo a Domingo Martínez, vecino de Lesaca, por los buenos servicios que él y sus hijos le habían hecho faciendo venir á obediencia a los habitantes de Lesaca. La hija de Corbarán de Lehet, doña Urraca, cedió la localidad al rey en el año 1366 recibiendo en recompensa de ello, y del lugar de Vera que también cedió, las pechas y rentas que pertenecían al rey en Andosilla. En 1368 el monarca, considerando los grandes servicios que Mosen Tercellet de Anecourt le había hecho, así como sus hermanos y amigos, especialmente cuando estuvo en la prisión donde le tenía el rey de Francia, buscando modo para libertarle de ella, que el hermano mayor de Mosen Tercellet y algunos de dichos amigos fueron muertos en la villa de Mante cuando fue tomada por los franceses y que el rey le había hecho caballero y quería que mantuviese su estado con honor, le dio 6.000 francos de oro para emplegar (emplear) en tierras; pero habiendo necesitado después el rey de ese dinero lo tomó de Tercellet, y ahora para recompensarle le señalaba una renta de 500 libras anuales a perpetuo, para lo cual le daba las villas de Lesaca y Vera, con todas sus rentas y emolumentos, jurisdicción, casas, ferrerías, prados, montes, etc.; y que, respecto de que todas ellas no cubrían la cantidad de las 500 libras, le adjudicaba las 119 libras y 10 sueldos que faltaban sobre el peaje de Pamplona, y que de todo dispusiese Tercellet a su arbitrio perpetuamente, reteniendo el rey y sus sucesores la fe, homenaje, resort y soberanía con los derechos reales, y con tal condición que en el término de diez años pudiese el rey rescatar las dichas rentas pagando los 6.000 francos referidos. Después, en 1373, devolvió Anecourt al rey el derecho de las villas de Lesaca y Vera por cierta suma de dinero que le debía ser pagada, y, en 1378, resulta que, estando todavía sin satisfacer los créditos de Anecourt, le asignó el rey 6.000 francos de oro pagados en 12 años a 500 en cada uno. Posteriormente cobraba esta asignación Anecourt Guillén, bastardo de Armeñac.

Minas

Según refiere Idoate en Rincones... (t. III, págs. 596 y 597) en el año 1392 se realizaron reconocimientos mineros en Lesaca. Fueron efectuados por ocho hombres a las órdenes de los maestros mineros Johan de Pruza y el maestre Ulric, quienes en julio del mencionado año examinaron todas las minas de Lesaca, acompañados por varios minaqueros. Hicieron también los citados maestros mineros excavaciones en otros puntos de la montaña.

Fuero de Lesaca

En 1402 el rey Don Carlos III, considerando los servicios que le habían hecho los habitantes de Lesaca y Vera en defensa de su tierra por estar en frontera de Guipúzcoa, amplió los privilegios que decía haberles concedido el rey su padre, añadiendo que todo hombre o mujer, de cualquiera ley y condición, pudiera avecindarse entre ellos; que cada villa pudiese crear dos notarios, los cuales tuviesen facultad de autorizar cualquiera contratos, dentro de sus términos tan solamente; que los vecinos de cada pueblo pudiesen hacer ordenanzas entre sí con penas sobre transgresiones en sus campos; que a los que fueren desobedientes los pusiesen en prisión los almirantes, siendo requeridos por la mayor parte de los jurados; que los concejos eligiesen los alcaldes y almirantes por cuatro años a lo más, presentándolos al rey para su confirmación; que los almirantes, en la ejecución de las sentencias, cobrasen los derechos que acostumbraba el de el burgo de Pamplona; y que los vecinos de dichos pueblos no contribuyesen a las obras de castillos, muros ni otras fortalezas. En 1411 Lesaca padeció un incendio en que se quemaron 88 casas y el rey la libertó de contribución por 15 años. El pueblo de Lesaca fué destruido así de bienes como de gentes (decía el rey Don Juan en 1444) en la última guerra por los castellanos. En consideración a esto y a que en otros tiempos había sido también destruido y quemado por no estar cerrado ni haber en él fortaleza, le concedió remisión de cuarteles y de imposiciones por 30 años, aplicando la sexta parte del importe de esta gracia a Ochoa Lopiz, el cual por defender el pueblo fue preso por los castellanos y le quemaron su palacio y fortaleza con cuantos bienes tenía; concedió también el rey al pueblo licencia para cortar árboles en los montes reales de Villasoa (Vidasoa) y edificar sus casas, y que tuviese feria por todo el mes de diciembre de cada año. En 1499 los reyes Don Juan de Labrit y Doña Catalina concedieron a Lesaca un día de mercado cada quince días, y dos ferias al año de a 15 días cada una. Privilegios de Lesaca y Vera del año 1402.

"Carlos, por la gracia de Dios, rey de Navarra, conde Devreux. A todos cuantos las presentes letras verán é oirán, salut: como á la real Alteza pertenezca et sea propia cosa de los reyes, en sus donos, et gracias, abundar en liberalidad et franqueza, especialmente en sus súbditos y naturales que, por sus merecimientos é traballos que á onor de su rey et de su regno pasan et sufren de cada día, son dignos et merecen obtener gracias, donos et privilegios de la real liberalidad, et franqueza: por esto Nos, considerando los buenos é agradables servicios que los vecinos é moradores de las villas de Lesaqua é Vera, que por tiempo han seido é á presente son, han fecho á nuestros predecesores et á Nos; et considerando los traballos et enuyos que pasan en defensión de nuestra tierra, et regno, et segunt el lugar donde son poblados en las fronteras de Guipúzcoa y de Labort, é por tal que los lugares sobre dichos puedan mejor multiplicar, et abundar de pueblo, á nuestra honor é servicio; de nuestra especial gracia, autoridad é poderío real é ultra los privillejios ante de ahora dados é otorgados por el de buena memoria, et nuestro caro padre, D. Carlos á quien Dios perdone, é por Nos confirmados á los dichos de Lesaqua y Vera, é ampliando aquellos á los vecinos é moradores que á presente son ó por tiempo serán en los dichos logares de Lesaqua é Vera, habemos dado é otorgado, é por tenor de las presentes damos é otorgamos por Nos, é por nuestros sucesores, por dono, fuero et privilegio, todas é cada una cosas infrascriptas á perpetuo valederas sin quebrantamiento alguno.

-Primeramente que todo hombre ó mujer, de cualquiere lei é condicion que sea, que querrá poblar é vivir entreillos, que faga con eillos.

-Iten que los dichos dos lugares, et cada uno de ellos, puedan haber et crear cada dos notarios, los cuales hayan de poder facer et retener toda manera de contratos entre los dichos concellos é entre singulares daquellos é cualesquiere otros, tanto cuanto duran los términos et límites de los dichos lugares tan solamente, á los cuales contratos, por tales notarios recibidos dentro de los términos et límites sobredichos, queremos que sea dada et atribuida fe, bien así como si los dichos notarios fuesen creados por autoridad real.-Iten, que los vecinos y moradores de los dichos lugares, é de cada uno de ellos concejalmente, et en sus concellos, puedan et hayan poder de facer, et ordenar sus coptos é paramientos justos et razonables con penas et calumnias en pan, vino, yerbas, pastos é otras cosas á provecho é utilidad dellos, et por evitar males et escándalos et á defension de ellos é de sus bienes.

-Iten, si por ventura conteciere que algunos en los dichos lugares sean o quieran ser rebelles et desobedientes á los coptos é paramientos puestos en los dichos concellos, ó en cualquiere dellos, adaquellos tales rebelles, é desobedientes, los almirantes de los dichos lugares hayan de tomar é tener en presion, cada que requeridos serán por la mayor partida de los jurados de los dichos lugares, é de cada uno de ellos; é bien asi de soltarlos cada que por los dichos jurados ó la mayor partida dellos mandado les será. Otro si, que los dichos concellos, é cada uno dellos, esleyan et puedan esleir sus alcaldes é almirantes de sus vecinos, personas suficientes cuales ellos querrán, y por bien ternán, por cuatro años, ó den suso, cada alcalde ó almirante, inviando aquellos á confirmar á Nos, et á nuestros sucesores, segunt ata aqui han usado é costumbrado, é que los dichos almirantes, por execuciones de sentencias et otros derechos, hayan de haber sobre los vecinos de los dichos lugares segunt el almirante del burgo de Pamplona ha usado é acostumbrado haber, et no mas. Otro si, por mayor liberalidad, é franqueza de los dichos lugares, queremos é nos place que ellos ó alguno dellos, singularmente ó concejalmente, no sean tenidos facer ayuda ó subsidio alguno á nuestros castillos é otras fortalezas que á presente se facen ó se farán de aqui adelante en nuestro regno, ante en aquello los facemos francos, quitos et exentos á perpetuo. Las cuales cosas sobredichas é cada una dellas les habemos dado é otorgado, damos é otorgamos, salvo en otras cosas nuestro derecho el en todas el allieno (ajeno). En testimonio de esto mandamos siellar las presentes en pendiente del nuestro siello de nuestra chancellería, en cordon de seda é cera verde: datun en Pamplona primero dia de octubre aino del nascimiento de Nuestro Señor Jesucristo, mil é cuatrocientos é dos.

-Charles.-Por el rey vos present: J. Destenso".

Ordenanzas municipales

Según refiere Idoate en Rincones... (t. II, págs. 502-507), en el año 1429 se hicieron las ordenanzas municipales de Lesaca. Se regulan por medio de ellas todas las relaciones entre los vecinos, desde la limpieza de las calles hasta los asuntos más importantes del concejo.


Edad Moderna

Más exenciones

En 1558 la villa, junto con Vera, consiguió que, dada su hidalguía universal y su situación fronteriza, le fuera reconocida una serie de exenciones. Es posible que el hecho de ser villas agramontesas favoreciera sus pretensiones.

Asiento en Cortes

En las Cortes de Navarra se sentaban diputados de Lesaca junto a los de Pamplona, Estella, Tudela, Sangüesa, Olite, Aoiz, Viana, Monreal, Tafalla, Aguilar, Cáseda, Huarte, Villava, Mendigorría, Torralba, Corella, Zúñiga y Lacunza y junto a los representantes de los brazos militar y eclesiástico, según refiere Idoate en Rincones..., t. II, págs. 51 y 52. En el año 1561 surgen disputas entre las ciudades y villas que tenían asiento en las Cortes de Navarra, sobre el orden de colocación, siéndole asignado a Lesaca un puesto detrás de Valtierra y delante de Santesteban de Lerín, en virtud de su privilegio de villa franca, concedido en el año 1402. Intento de capitalidad. Idoate (Rincones..., t. III, págs. 251 y 252) recoge que los de Lesaca y los de Vera andaban en 1615 enzarzados en un pleito muy curioso. Lesaca afirmaba que desde muy antiguo el escudo de las Cinco Villas tenía un letrero que decía Debate de las Cinco Villas de Lesaca y acusaba a los de Vera de haber retirado dicho escudo de su iglesia. Los de Vera no querían reconocer a Lesaca esta prerrogativa de aparecer como capital de las Cinco Villas. Se daba el caso de que en la región se usaba para denominar a Las Cinco Villas la frase en euskera: Lesakaico borz iriac. Sin embargo los tribunales fallaron a favor de Vera y en adelante junto a los escudos debía figurar la frase: Debate de las Armas de las Cinco Villas de la Montaña del Reino de Navaira, siendo llevados a Pamplona los escudos de las cinco villas para la rectificación. Brujería. Como consecuencia del Auto de Fe de Logroño de 1610, toda la comarca, incluida Lesaca, se vio convulsionada. Todo comenzó en esta localidad cuando en 1609 una mujer de 30 años, Mari Martin de Legarra, confesó de plano cómo se inició en la brujería, qué actividades desempeñó desde entonces, cuáles eran sus fiestas y lugares de akelarre -el prado de Kolumba en Lesaca, ermita de la Piedad en Yanci, Larbure hacia Echalar- y, en fin, denunció una larga lista de personas que ejercían las mismas prácticas... En Lesaca se trató de hacer confesar a los niños de que eran llevados a diversos akelarres, pero éstos, a diferencia de otros lugares, lo negaron, según refiere el rector de Yanci en carta de enero de 1611. De 230 personas testificadas en el lugar, 23 reconocieron la existencia de un akelarre en las cercanías. Según el informe del jesuita Golarte de marzo de 1611, varios jovencitos y jovencitas que habían acusado a diversas personas por haber sido sometidos a coacción, negaron los hechos posteriormente demostrando gran arrepentimiento. A la llegada del inquisidor Salazar y Frías con el edicto de gracia a mediados de 1611, Mari Martín reconoció que todo lo confesado había sido falso y que había sido incitada por el vicario de Lesaca, Domingo de San Paúl, al que servía entonces. Lo mismo hizo el niño de 11 años llamado Joannes de Picabea.

Caza del lobo

Según refiere Idoate en Rincones... (t. II, págs. 450-453) en el año 1652, ante la gran cantidad de lobos que había en Navarra, las Cortes decidieron tomar medidas drásticas para extirpar la plaga. Se decidió que los propietarios de ganado pagasen tarja y media por cada cabeza de ganado mayor y la misma cantidad por cada veinte de menor o diez de porcino. Con estos fondos se pagaría a los loberos, a razón de seis ducados por cada fiera mayor cazada y a dos por cada cría. La mayoría de las ciudades, villas y lugares del reino protestaron contra esta ley, incluyendo Lesaca. Alegaban los de Lesaca que ellos ya pagaban a sus loberos los seis ducados por animal. Sin embargo la ley se mantuvo en práctica y se corroboró en las Cortes de 1662, aunque con algunas modificaciones.

Invasión del duque de Berwick

En el año 1718 se declaró la guerra entre Francia y España. Un ejército francés, a las órdenes del duque de Berwick, se disponía a invadir las provincias vascongadas en 1719, pasando tropas francesas al lado de Lesaca, en dirección a Guipúzcoa. 150 paisanos fueron destacados en los montes cercanos para estudiar los movimientos de los invasores. Los lesacarras se vieron obligados también a entregar paja y forraje para las tropas francesas.


Edad Contemporánea

Guerra de la Convención

Hacia finales de abril de 1793, parte de las tropas del general español Ventura Caro llega a Lesaca, con el fin de preparar desde Lesaca y Vera de Bidasoa un ataque a la guarnición francesa de Sare, el cual es realizado con éxito el 30 de abril. El 26 de julio de 1794, Lesaca es ocupado por las tropas del general Laborde. El 1 de agosto de 1794, las divisiones de los generales franceses Moncey y Laborde, concentradas en Lesaca, salen para colaborar con el general Frégeville en la toma de las líneas de la zona de Irún.

La francesada

El 29 de octubre del año 1812, el capitán de guerrilleros don Matías de Ilzarbe, al frente de cuarenta hombres, se apostó en las cercanías de Oiartzun, con la intención de atacar alguno de los correos franceses que hacían la ruta Irún-Tolosa. Los guerrilleros procedían de Lesaca, de cuyo puesto de observación formaban parte. Permanecieron en esa situación del 29 al 30, procediendo a continuación a retirarse hacia Lesaca; pero al día siguiente se volvieron a emboscar en un paraje cercano, desconocedores de que los franceses observaban sus movimientos. Por el lado de Oiartzun avanzaba una partida de 150 franceses y ya se disponían a atacarlos los guerrilleros, cuando recibieron aviso de que una fuerza francesa similar marchaba a su espalda. Ilzarbe decidió dividir a sus hombres en dos grupos para acometer a ambas fuerzas francesas. Pero de pronto advirtió que por la parte de Lezo avanzaba una columna enemiga de ochocientos hombres, mientras que por la de Irún acudía rápidamente a cercarle otra columna de novecientos franceses. Entonces Ilzarbe con sus guerrilleros huyó hacia el alto de Ochuna, pero al llegar a la cumbre se encontró con treinta franceses emboscados. Los guerrilleros se lanzaron a la bayoneta con tal ímpetu que ni un solo francés logró salvarse. Luego logró ganar las alturas inmediatas y huir, dejando con sus planes frustrados a más de 2.500 franceses que se habían reunido para sorprenderles. Al final de la guerra napoleónica, en el año 1813, Navarra sufrió tal escasez de alimentos que solamente en Lesaca murieron de hambre y necesidades 224 personas.

Guerras carlistas

En Lesaca acaeció el último episodio de la primera guerra carlista. Maroto, dueño del ejército, negociaba con los generales liberales y preparaba el Abrazo de Vergara contra la voluntad de D. Carlos y ciertos generales carlistas. Los batallones 5.º y 11.º de Navarra acantonados en Lesaca y Vera de Bidasoa se sublevan al grito de muera Maroto, mueran los traidores. Al estallar la segunda guerra la zona se vio envuelta en la inquietud y la inseguridad. Un documento de 8 de febrero de 1873 al jefe de Vera, don Angel Martínez, le comunica lo siguiente:

"En vista de la alarma y conflicto de la otra noche, de que usted tiene conocimiento, este vecindario (el de Lesaca) ha entrado en la idea de armar de chuzos y armas que no sirvan para la guerra a unos veinte vecinos para la defensa natural del mismo, contra bandidos. Esta fuerza no representará ni apoyará política alguna, limitándose a la defensa de las casas de los vecinos, respetando a todo jefe de fuerza militar que llegue al pueblo, y se desea que merezca la aprobación de V."

La zona, que era poco proclive a los carlistas, se vio obligada por Dorregaray a reclutar hombres para los mismos.

Desamortización

En cumplimiento de la ley de desamortización del 1 de mayo de 1855 se vendieron en esta localidad, en 1863, tres ferrerías con su casa y huerta, un molino harinero y otro molino en Biurrana 14; una tejería, una fábrica de curtidos en Antoya 11, un caserío con sus tierras y el caserío Echechurri.

Ref. Rafael Gómez Chaparro, La Desamortización Civil en Navarra.

Elecciones en el siglo XIX

Elección de diputados en Cortes de 20-IV-1879
Ref. Acta Escrutinio Gral. Arch. Ayto. Pamplona. Filiaciones en "La Correspondencia de España", 22 y 23-IV-1879.
CANDIDATOSPARTIDOSVOTOS
Marqués de VadilloUltramontano118
Martínez deZúñigaConservador67
J.M. AstizIndependiente52
Enrique LarrainzarConservador41
Fermín Iñarra 28
Conde de EchanzConservador4

Elección de diputados en Cortes de 27-28-IV-1884
Ref. Acta Escrutinio Gral. Arch. Ayto. Pamplona. Filiaciones en "El Imparcial" 28-IV-1884.
CANDIDATOSPARTIDOSVOTOS
Marqués de VadilloConservador184
Wenceslao Martínez AquerretaIzquierda monárquica150
Hortuño Ezpeleta, C. de EchanzConservador116

Elección de 2 diputados a Cortes de 26-VII-1885
Ref. Act. Elect. Ayto. Pamplona. Filiaciones en "El Imparcial", 28-IV-1884.
CANDIDATOSPARTIDOSVOTOS
Wenceslao Martínez AquerretaIzquierda monárquica64
Marqués de VadilloConservador61

Elección de diputados en Cortes de 1-II-1891
Ref. "Boletín Oficial de Navarra", 4-II-1891. Filiaciones en "La Epoca", 2-II-1891.
CANDIDATOSPARTIDOSVOTOS
Ramón M.ª BadaránFusionista157
Marqués de VadilloConservador130
Juan Manuel Ortí y LaraIntegrista96
Romualdo Sanz y EscartínCarlista58
Conde de la RosaRepublicano31
Agustín Sardá y LlaveríaRepublicano23

Elección de diputados a Cortes del 5-III-1893
Ref. "Boletín Oficial de Navarra", 8-III-1893. Filiaciones en "El Imparcial", 6-III-1893.
CANDIDATOSPARTIDOSVOTOS
Marqués de VadilloConservador255
Ramón M.ª BadaránFusionista175
Romualdo Sanz y EscartínCarlista120
Wenceslao Martínez AquerretaFusionista106
Arturo Campión y JaimebónIntegrista103
Agustín Sardá y LlaveríaRepublicano48
Canuto Mina GuelbenzuIntegrista42

Elección de diputados en Cortes del 12-IV-1896
Ref. "Boletín Oficial de Navarra", 15-IV-1896. Filiaciones en "La Epoca", 13-IV-1896.
CANDIDATOSPARTIDOS VOTOS
Marqués de VadilloConservador204
Joaquín M.ª GastónFusionista162
Romualdo Sanz y EscartínCarlista121
José Sánchez MarcoIntegrista97

Elección de diputados en Cortes de 27-III-1898
Ref. "Boletín Oficial de Navarra", 30-III-1898. Filiaciones en "El Imparcial", 28-III-1898.
CANDIDATOSPARTIDOSVOTOS
Marqués de VadilloConservador309
Joaquín M.ª GastónLiberal224
Romualdo Sanz y EscartínCarlista84
Eduardo Díez de UlzurrunLiberal Indep.52
Agustín Sardá y LlaveríaRepublicano51

Elecciones 1900-1923

Elección de diputados en Cortes de 19-V-1901
Ref. "Boletín Oficial de Navarra", 22-V-1901. Filiaciones en "El Imparcial", 22-V-1901.
CANDIDATOSPARTIDOSVOTOS
Marqués de VadilloConservador310
Eduardo Díez de UlzurrunLiberal165
Ramón Nocedal y RomeaIntegrista129
Romualdo Sanz y EscartínCarlista106
Agustín Sardá y LlaveríaRepublicano40

Elección de diputados en Cortes de 26-IV-1903
Ref. "Boletín Oficial de Navarra", 29-IV-1903. Filiaciones en "El Imparcial", 9-IV-1903.
CANDIDATOSPARTIDOSVOTOS
Marqués de VadilloConservador293
Ramón Nocedal y RomeaIntegrista163
Romualdo Sanz y EscartínCarlista133
Enrique Gil RoblesCarlista53
Agustín Sardá y LlaveríaRepublicano39

Elección de diputados en Cortes del 10-IX-1905
Ref. "Boletín Oficial de Navarra", 13-IX-1905. Filiaciones en "Diario de Navarra", 8-IX-1905.
CANDIDATOSPARTIDOSVOTOS
Marqués de VadilloConservador288
Juan Vázquez de MellaCarlista206
Ramón Nocedal y RomeaIntegrista131
Agustín Sardá y LlaveríaRepublicano41
Basilio Lacort y LarraldeRepublicano41

Elección de diputados a Cortes del 21-IV-1907
Ref. "Boletín Oficial de Navarra", 24-IV-1907. Filiaciones en "Diario de Navarra", 16 y 27-IV-1907.
CANDIDATOSPARTIDOSVOTOS
Marqués de VadilloConservador290
Juan Vázquez de Mella y FanjulCarlista217
José Sánchez MarcoIntegrista213
Agustín Sardá y LlaveríaRepublicano38

Elección de diputados a Cortes de 8-III-1914
Ref. "Diario de Navarra", 15-III-1914. Filiaciones en "Diario de Navarra", 26-II-1914.
(1) Se aliaron electoralmente.
(2) Se retiró 3 días antes de la elección.
CANDIDATOSPARTIDOSVOTOS
Marqués de VadilloConservador132
Juan Vázquez de MellaCarlista (1)103
José Sánchez MarcoIntegrista (1)63
Valentín GayarreCanalejista (2)-

Elección de diputados en Cortes del 9-IV-1916
Ref. "Boletín Oficial de Navarra", 12-IV-1916. Filiaciones en "Diario de Navarra", 13-IV-1916.
(1) perdió el segundo voto jaimista, que favoreció a (2).
(3) patrocinado por "P.N." y diversas personalidades, desde conservadores a radical-socialistas.
CANDIDATOSPARTIDOSVOTOS
José M.ª GastónLiberal (2)274
Joaquín I. Mencós, C. del VadoConservador (3)252
Celedonio Leyún y VillanuevaMaurista (2)157
Juan Vázquez de Mella FanjulJaimista113
José Sánchez MarcoIntegrista (1)72

Elección de diputados en Cortes del 1-VI-1919
Ref. "Boletín Oficial de Navarra", 4-VI-1919. Filiaciones en "La Voz de Guipúzcoa", 2-VI-1919.
CANDIDATOSPARTIDOSVOTOS
Juan Víctor Pradera y LarumbeMellista258
Celedonio Leyún y VillanuevaMaurista244
Manuel Aranzadi e IrujoPNV127
Joaquín Beleztena y AscarateJaimista98

Elecciones en 1931

En las municipales de 1931 resultó alcalde Martín Elizalde Larrechea.

Elecciones a Cortes de 28-VI-1931
Ref. "Boletín Oficial de Navarra" del 1-VII-1931.
(1) PNV.
CANDIDATOSPARTIDOSVOTOS
Emilio Azarola GresillónRepublicano-socialista239
Mariano Ansó ZunzarrenRepublicano-socialista233
Aquiles Cuadra de MiguelRepublicano-socialista232
Mariano Sáez MorillaRepublicano-socialista232
Tiburcio Osácar EchalecuRepublicano-socialista211
José A. Aguirre Lecube (1)Católico-fuerista186
Rafael Aizpún SantaféCatólico-fuerista166
Miguel Gortari ErreaCatólico-fuerista165
Joaquín Beunza RedínCatólico-fuerista165
Tomás Domínguez ArévaloCatólico-fuerista161

Sí al Estatuto Vasco Navarro

El día 19 de junio de 1932 este Ayuntamiento votó a favor del Estatuto Vasco Navarro, por medio de su representante D. Martín Elizalde Larrechea.

Elecciones 1933-1936

Elecciones del 19-XI-1933
Ref. "Boletín Oficial de Navarra" del 22-XI-1933.
CANDIDATOSPARTIDOSVOTOS
DomínguezArévaloDerechas696
AizpúnDerechas691
ArellanoDerechas688
E.BilbaoDerechas687
GarcíaDerechas686
GoñiPSOE81
YanguasPartido Republicano Radical79
ZabalzaPSOE78
AnguloPSOE71
RomeroPartido Republicano Radical70
J.AlvarezPSOE58
OsacarPSOE54
EchaidePNV53
IrujoPNV53
J.A.AguirrePNV51
EsparzaPNV50
IzcoPNV50
CristobalenaPartido Republicano Radical41
OliverPartido Republicano Radical38
LuriRep.Rad.Soc.1
IbañezRep.Rad.Soc.1
GafoDerechas1
Mtez. de MorentinDerechas1

Elecciones del 16 de febrero de 1936
1.ª y única vuelta
Ref. "Boletín Oficial de Navarra" del 17-2-1936, filiaciones en el "Diario de Navarra".
CANDIDATOSPARTIDOSVOTOS
Mtez. deMorentínDerechas690
GortariDerechas690
AizpúnDerechas686
GarcíaDerechas683
BasterraFrente Popular114
SalinasFrentePopular107
BengarayFrente Popular106
CuadraFrente Popular106
IrujoPNV95
MonzónFrente Popular67
ArellanoDerechas3
ElizaldeDerechas2

Las primeras votaciones del postfranquismo

Elecciones del 15-VI-1977
UCD482APN27
UNAI242FNI23
UAN208FUT22
PSOE137AM21
AFN100PCE17
AET70FDI14
PSP32Nulos32

El referéndum constitucional del 6 de diciembre de 1978 dio el siguiente resultado sobre un censo de 2.101 electores:

Votos:1.245Blanco:82Abst. y No:61,58%
Abst.:856(40,74%)
Sí:717(34,12%)
No:438(20,84%)

Elecciones generales del 1-III-1979
Censo electoral: 2.106
Ref. Diario de Navarra del 3-III-1979.
UCD358EMK19
HB322LKI4
NV215PCE4
PSOE157LC3
UPN104IR3
EKA46PP2
UNAI19
Abstenciones40,4 %

Elecciones municipales del 3 de abril de 1979

Para cubrir las 11 concejalías de este ayuntamiento se presentaron tres candidaturas: Herriaren-Alde en pro del Pueblo, Lesacarras Independientes y Herriarentzat, agrupando la segunda a elementos autonomistas y de izquierda abertzale. Los votos y concejales elegidos, sobre un censo de 2.106, fueron: Lesacarras Independientes con: Javier Sarobe Bereau, Juan Tellechea Torrea, José Miguel Ariztegui Tellechea, Antonio Mindeguía Marichalar, Manuel Igoa Michelena y José Guillermo Ballester Allacués; Herriaren-Alde con: Joaquín Aranguren Díez, Justo Urquijo Vizcarguenaga, José Antonio Arriola Alzugaray y Antonio Maya Vergara; Herriarentzat con: Juan Tomás Echavide Yanci. Alcalde: Javier Sarobe Bereau de Lesacarras Independientes. Elecciones generales del 28 de octubre de 1982. PNV: 460; HB: 366; UPN: 255; PSOE: 244; UCD: 112; EE: 86; CDS: 12; O. Part.: 11; PCE: 2; blancos: 12; nulos: 12; Totales: 1.571.

Elecciones municipales del 8 de mayo de 1983

Concejales: Partido Nacionalista Vasco: Félix Irurzun Olaizola, Justo Urquijo Vizcarguenaga, Juan Bautista Erquicia Almandoz, Martín Sarasola Arreche, José Domingo Ayala García (independiente), Carmelo Michelena Irazoqui (independiente), José Agustín Ubiría Portu. Herri Taldea - Agrupación Popular: Fermín Alzugaray Yanci, Francisco Portu Yanci, María Concepción Erro Jáuregui, Marcos Echebide Ayerza. Resultó elegido alcalde el primero.

Fernando García Nieto


Images