Auñamendi Eusko Entziklopedia
Fondo Bernardo Estornés Lasa

Buscador

Home > Auñamendi > LESAKA

LESAKA


De señorial a realengo

De señorial a realengo. Perteneciendo a Corbarán de Lehet, alférez de Navarra, pasó, no sin altibajos, a manos del Rey. En 1351 se leyó en el palacio de San Gregorio de Pamplona una relación de Johan de Baillarin, portero real, que pasó a Lesaca a embargar la villa y sus pertenencias como bienes pertenecientes a doña Sancha Baillés y a don Johan Corbarán, a instancias de Johan Vélez de Guevara; pero los de la villa le hicieron saber «que no conocían otro seynnor rey ni gouernador sino al dicho don Johan Corbaran, que no le quisieron lexar fer la dicha execucion, ante sino por ver guenqa del dicho Johan Velaz que le darian muchas lança das». Preguntado sobre esto dicho Corbarán, que se encontraba allí, y si aprobaba lo hecho por los de Lesaca, contestó que esta villa y Vera pertenecían al rey, a quien debían obedecer, «et que le pesaua de la grant folia et desconocimiento que los dichos de la tierra fecho et dicho auian, et como eillos sean gentes rusticas et quasi saluages et no sabian que se dizian, que pidia merced por eillos al seynnor rey que los perdonase», no habiéndose resuelto todavía el negocio (Comptos., Reg. 557, fols. 275 r. - 288 r.). El infante Don Luis, hermano de Don Carlos II, mandaba dar 10 cahices de trigo a Domingo Martínez, vecino de Lesaca, por los buenos servicios que él y sus hijos le habían hecho faciendo venir á obediencia a los habitantes de Lesaca. La hija de Corbarán de Lehet, doña Urraca, cedió la localidad al rey en el año 1366 recibiendo en recompensa de ello, y del lugar de Vera que también cedió, las pechas y rentas que pertenecían al rey en Andosilla. En 1368 el monarca, considerando los grandes servicios que Mosen Tercellet de Anecourt le había hecho, así como sus hermanos y amigos, especialmente cuando estuvo en la prisión donde le tenía el rey de Francia, buscando modo para libertarle de ella, que el hermano mayor de Mosen Tercellet y algunos de dichos amigos fueron muertos en la villa de Mante cuando fue tomada por los franceses y que el rey le había hecho caballero y quería que mantuviese su estado con honor, le dio 6.000 francos de oro para emplegar (emplear) en tierras; pero habiendo necesitado después el rey de ese dinero lo tomó de Tercellet, y ahora para recompensarle le señalaba una renta de 500 libras anuales a perpetuo, para lo cual le daba las villas de Lesaca y Vera, con todas sus rentas y emolumentos, jurisdicción, casas, ferrerías, prados, montes, etc.; y que, respecto de que todas ellas no cubrían la cantidad de las 500 libras, le adjudicaba las 119 libras y 10 sueldos que faltaban sobre el peaje de Pamplona, y que de todo dispusiese Tercellet a su arbitrio perpetuamente, reteniendo el rey y sus sucesores la fe, homenaje, resort y soberanía con los derechos reales, y con tal condición que en el término de diez años pudiese el rey rescatar las dichas rentas pagando los 6.000 francos referidos. Después, en 1373, devolvió Anecourt al rey el derecho de las villas de Lesaca y Vera por cierta suma de dinero que le debía ser pagada, y, en 1378, resulta que, estando todavía sin satisfacer los créditos de Anecourt, le asignó el rey 6.000 francos de oro pagados en 12 años a 500 en cada uno. Posteriormente cobraba esta asignación Anecourt Guillén, bastardo de Armeñac.

Fernando García Nieto


Images

Our Sponsors